El fondo de inversiones CPPIB, de Canadá, anunció la compra del 12.4% de la cadena brasileña de gimnasios de bajo costo Smart Fit por U$ 236 millones de dólares. El fondo lleva invertidos más de U$ 3.8 mil millones en América Latina desde 2006. Su cartera incluye activos inmobiliarios, infraestructura, deuda y capital privado.

“Respaldado por un fuerte equipo de gestión y una sólida trayectoria de éxito, Smart Fit está en una posición ideal para aprovechar el mayor enfoque en la salud y el estado físico en la región”, dijo Tania Chocolat, directora de inversiones de CPPIB para América latina, a través de un comunicado.

Smart Fit nació en Brasil en el año 2009 en el seno del Grupo Bio Ritmo, fundado por Edgard Corona. Actualmente, cuenta con 739 gimnasios distribuidos en 10 países: Brasil, México, Colombia, Chile, República Dominicana, Guatemala, Perú, Ecuador, Argentina y Paraguay. Su cartera de clientes supera los 2.5 millones de socios en toda la región.

El pasado viernes 22 de noviembre, la red realizó un aumento de capital de U$ 157 millones, mediante la suscripción de nuevas acciones comunes por BPE FIT Holding S.A., un accionista que forma parte del bloque de control de la compañía. Las acciones suscritas se pagarán dentro de los 60 días.

Según datos de la compañía, Smart Fit redujo su pérdida neta en el tercer trimestre en comparación con el mismo período del año pasado en un 60,4%, de una pérdida de U$ 5.9 millones a U$ 2.3 millones. En lo que va de 2019 acumula una pérdida de U$ 1,6 millones pero los ingresos netos aumentaron un 80% en los primeros nueve meses del año, de U$ 184.6 millones a U$ 331 millones.

El informe de resultados establece un aumento de la depreciación (U$ 8,5 millones), debido al mayor número de gimnasios propios (+89%), más gastos financieros (U$ 6 millones), en línea con el crecimiento de la deuda neta consolidada del grupo (+125%); y una suba de U$ 3 millones en impuesto a la renta, por la consolidación de operaciones en México y Colombia.

Fuentes: exame.abril / infomoney