Smart Fit tiene como meta terminar el 2019 con 165 sucursales activas, y concluir el 2020 con más de 200 gimnasios en México. En esta línea anunció que sus próximas inauguraciones de gimnasios serán en Ciudad Juárez, Chihuahua, Tijuana y otras ciudades.

“El año pasado y éste arrancaron las primeras franquicias que están siendo un éxito. El cliente del gimnasio nunca nota la diferencia y eso es lo que buscamos”, dice Oriol Cortés, director de Marketing de Smart Fit. Esta compañía optó por una estrategia agresiva de aperturas con el objetivo de cubrir una buena porción del territorio mexicano.

En la opinión de Cortés, todavía hay mucho potencial por explotar en México. “Este mercado es muy importante para nosotros, ya que es el segundo más grande para Smart Fit, después de Brasil. Si bien es cierto que hoy nos encontramos con que cada vez hay menos lugares interesantes para poner más sucursales, hay todavía una gran oportunidad”.