El número de personas que no practica ningún tipo de actividad física o deportiva se ha duplicado durante el confinamiento, a la vez que disminuyó la cantidad de horas de entrenamiento entres quienes le dedicaban más tiempo al ejercicio antes de la pandemia, según un estudio de las Universidades de Valladolid, Pablo de Olavide y de León.

Estos resultados obtenidos en relación con el periodo de confinamiento de la población, a su vez demuestran que las actividades físicas intensas han sido reemplazadas por las más suaves, y que la mayoría de ellas fueron realizadas de manera libre, a pesar de observarse un fuerte aumento en el consumo de clases virtuales.

El estudio también destaca el hecho de que la gran mayoría de los encuestados no usaba ningún soporte tecnológico para ejercitarse antes del aislamiento social, pero, durante este tiempo de cuarentena, las plataformas virtuales y las redes sociales triplicaron y duplicaron, respectivamente, su uso con fines de entrenamiento.

Los encuestados afirmaron que solían mayormente ver retransmisiones de clases grabadas. “Esta situación puede dar pistas a los gestores para diseñar nuevas fórmulas de servicios (…) para que los usuarios tengan la posibilidad de disfrutar de la oferta deportiva grabada en los horarios que ellos prefieran”, señalan las investigadoras.

Otro de los datos que arroja el estudio encabezado por Ana María Magaz González (UVA) y Marta García Tascón (UPO), destaca que el promedio de horas de descanso en los participantes fue sido de siete horas por día, y que su calidad de sueño ha empeorado, siendo calificada como mala y muy mala.

Esta investigación fue realizada entre el 10 de abril y 10 de mayo- período en que no se podía ejercitar al aire libre en España- con el objetivo de brindar información sobre los comportamientos de la población, y proporcionar los resultados al sector deportivo para que pueda “dar una mejor respuesta a la demanda de la sociedad”, dicen las científicas.