La Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines (AMGA) presentó una solicitud ante el gobernador de la provincia Rodolfo Suárez “a fin de ponerlo en conocimiento de la problemática de nuestro sector”, según dice la carta. La misma incluye, además, cuatro medidas para superar la emergencia sanitaria y económica de la industria.

En primer lugar, se le solicita al gobernador “la exención del pago de ingresos brutos incluidos en el ‘Monotributo Unificado Mendoza’, ya que no estamos facturando, ni tenemos que facturar hasta tanto se reinicie la actividad”, expresa la carta. Además, pide la excepción del pago del impuesto municipal de comercio por 180 días.

Como tercer punto, la AMGA reclama que se ampare a los gimnasios en la “suspensión de servicios de emergencia y seguros hasta tanto se retome la actividad, sin incurrir en mora, y sin tener que abonar los meses que nuestra industria estuvo sin poder abrir sus puertas”, reza la solicitud.

Por último, pide establecer “un subsidio destinado exclusivamente a nuestra actividad, para poder hacerle frente al pago de alquileres, servicios, honorarios profesionales y/o salarios, en caso de corresponder”. “Con este pedido, buscamos que se abra una puerta de diálogo con el Gobierno”, dice Andrea De Marco, presidenta de AMGA.

Si bien el gobierno de Mendoza anunció una campaña del Ministerio y Subsecretaría de Deportes que brinda material para que la población realice actividad física en sus casas, la AMGA no está involucrada en ello. “De hecho, nos enteramos de la peor manera, ya que un propietario compartió lo publicado en la página de prensa”, aclara De Marco.

“Ante esto nos pusimos en contacto con la Subsecretaría y prácticamente nos ignoraron- señala la presidenta-. Opinamos que es una falta de  respeto total, no solo a la Asociación, sino a cada uno de los propietarios de gimnasios, socios y no socios, que por ahora, ellos están ‘regulando’. La verdad, es una vergüenza”, opina De Marco.

“Esta emergencia sanitaria nos paraliza en los meses de mayor demanda, los cuales nos permiten equilibrar el período de verano. Los socios, si no asisten, no pagan, por lo tanto, nuestra cadena de cobros se corta el día 16 de marzo, y hasta la actualidad, dejando un sector parado y sin medidas que lo amparen”, explica De Marco.

La Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines es una asociación civil de primer grado sin fines de lucro, cuya persona jurídica está autorizada desde noviembre de 2019. A partir de febrero de este año, abrió la inscripción para que los propietarios de gimnasios, natatorios y demás centros de entrenamiento puedan asociarse.