Luego de casi 3 meses cerrados por el brote de coronavirus, reabrieron en la ciudad de Shangai, en China, dos sedes de la cadena de estudios de yoga y entrenamiento Pure Fitness. El cofundador de la compañía Colin Grant hizo este anuncio ayer en un webinar desarrollado por IHRSA.

La clausura total de los establecimientos en Shanghai sucedió el 28 de enero pasado y recién el último viernes 13 de marzo Pure Fitness reabrió el primer estudio, luego de aprobarse un protocolo gubernamental. En cuanto a la segunda sede, su reapertura se llevó a cabo ayer. Grant espera poder reabrir una tercera unidad el lunes 23 de marzo.

“A principios de marzo, lo que el Gobierno comenzó a hacer fue publicar información en sus sitios web (para abrir los negocios) -cuenta Grant-. Tuvimos que solicitarlo a la oficina de deportes, y luego a la oficina del distrito. Para la apertura, hay ciertos requisitos que los establecimientos deben seguir”, explica el cofundador de Pure.

Sólo se permite que asistan 60 personas al mismo tiempo, las cuales deben reservar una cita previamente. Desde el personal del gimnasio hasta los socios tienen que usar barbijos, y en la entrada se le realizan controles de temperatura a cada miembro. Una vez que termina el entrenamiento, todos se tienen que retirar para que se limpie el lugar.

Recién después de terminada la desinfección, el próximo grupo puede entrar a ejercitarse. “Los entrenadores personales no pueden tocar a los clientes, y ellos no pueden estar cerca de otros a menos de un metro. Tenemos una limpieza elevada; usamos productos químicos de limpieza más fuertes como la lavandina”, remarca Grant.

“Mientras tuvimos cerradas las puertas, hicimos que nuestros entrenadores enviaran ejercicios diarios a través de WeChat, que es una gran plataforma de mensajería muy popular en China. Además, los entrenadores personales se comprometieron con los miembros para mantenerse en contacto”, comenta el cofundador de Pure Fitness.

“Según mi experiencia, es muy importante que el líder quite las emociones: actúe con calma a través de la organización interna y externa. Es nuestro trabajo asegurarnos de proporcionar el entorno más seguro y saludable para nuestros empleados, personal y colegas tanto como para todos nuestros miembros”, concluye Grant.

Pure Fitness, junto a Pure Yoga y Pure Apparel, forman parte de Pure Group, una cadena de estudios establecidos hace más de una década en Hong Kong, y que luego se expandió hacia Singapur y Shanghai. En la actualidad esta cadena cuenta más de 30 unidades, no solo en estas ciudades, sino también en Beijing y Nueva York.