Mediante un nuevo programa lanzado este mes, el Gobierno francés busca fomentar la actividad física entre los estudiantes. Esta iniciativa le propone a las escuelas que tengan al menos media hora de ejercicio físico por día. La medida fue anunciada en el marco de la Semana Olímpica y Paralímpica de Francia.

El programa fue pensado por especialistas en deporte y salud, e incluye juegos clásicos como el “quemado” o la rayuela. Estas actividades no serán obligatorias, pero los profesores franceses recibirán material pedagógico con un listado para llevar a cabo en los colegios.

Según el Comité Olímpico Francés, el 87% de los adolescentes del país galo practica menos de una hora diaria de actividad física, al mismo tiempo que el 25% de los jóvenes disminuyó su capacidad cardiovascular. A su vez, dos de cada diez niños sufren sobrepeso.

“No pretendemos crear una generación de deportistas de alto nivel. Nuestra responsabilidad es hacer que esta generación se mueva más. La escuela es el mejor lugar para tener un impacto”, señaló Tony Estanguet, presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos París 2024.

“Estos proyectos son desafíos sanitarios, pero también educativos y pedagógicos. La actividad física debe estar más presente en el centro de nuestras vidas y contribuir al equilibrio de los niños”, expresó el ministro de Educación francés, Jean- Michel Blanquer.