El 6 de enero Biofit mudó su centro a 25 de mayo y Balcarce, ciudad de San Pedro. El nuevo gimnasio tiene una superficie de 250 m2. “El fuerte ahora es apuntar a un lugar donde la gente pueda hacer boxeo en un espacio cómodo, que no le falte ninguna herramienta, y con un profesor mano a mano”, explica Matías Erbin, su director.

“Biofit cuenta con equipamiento cardiovascular -un remo y cintas de trote- de la marca Xebex, importado por Fenix Equipment; también tenemos una dorsalera doble, una doble polea, barras y bandas elásticas para el entrenamiento en nuestro gimnasio”, señala Erbin.

En cuanto a la membresía, hay diferentes planes. El precio del entrenamiento una vez por semana es de $500 mensuales; dos veces, $1000; tres veces, $1200, y cuatro veces a la semana $1400. El pase libre es de $1550. “Se puede alternar boxeo con funcional en un mismo plan”, dice el director de Biofit.

“Por el momento nos está yendo muy bien. Con esta iniciativa, la idea es que trabajen dos profes al mismo tiempo en las horas pico para tener, en vez de cuatro personas por hora, ocho, y aprovechar y explotar más el lugar que tenemos para un entrenamiento más cómodo y práctico para los alumnos”, afirma Erbin.

“En 2020 estimamos incrementar la cantidad de alumnos. Sabemos que enero no es un mes fácil, y más con la situación que se presentó en el país a fin de año. Pero, como dice el dicho, el que no arriesga, no gana. Hay que seguir creciendo. Creemos que cuando se reactive en marzo, se sumará mucha más gente a las actividades”, indica Erbin.

Biofit se inauguró en octubre de 2017. El único profesor a cargo era Erbin, quien luego se fue a vivir a Las Vegas y a Brasil. “Hace un tiempo ya que estoy trabajando para Sebastián Contursi, (exmanager del ‘Chino’ Maidana), y actualmente entreno a Brian Castaño que es campeón del mundo”, cuenta Erbin.