La cadena Active Functional Training abre hoy un nuevo estudio de 240 m2 en Avenida Rivadavia 17809, en la localidad de Morón. Cuenta con un espacio para  entrenamiento funcional, una recepción, y un área descubierta con césped sintético donde se podrá practicar fútbol-tenis. Ésta es la doceava sede de la marca.

La inversión en este estudio fue de $2 millones. Está equipada con pelotas, escaleras de coordinación, bandas elásticas y de suspensión, barras, discos, mancuernas, y pesas rusas, más algunos elementos como aros de básquet, entre otros. En cuanto a servicios, más adelante ofrecerá nutrición y clases adicionales por fuera del establecimiento.

En el espacio de entrenamiento funcional se dictarán clases en circuitos: “Hay una clase por hora, cada clase dura 45 minutos, empezamos 8.15am, luego 9.15 y así por delante el resto del día”, explica Adrián Schiavello, director de Active Functional Training.

“Nuestra idea es tener unos doscientos clientes en promedio con este estudio. Queremos seguir trabajando en la zona oeste con espacios funcionales donde la gente pueda entrenar y divertirse tal como lo indica nuestra identidad”, dice Schiavello. El precio de la mensualidad es de $2000 pesos.

“En el futuro tenemos como meta abrir dos clubes este año, y un estudio más. También queremos inaugurar sedes en Perú, en Chile y en Ecuador. Nuestra filosofía es seguir haciendo lo que sabemos hacer de manera divertida y en equipo”, afirma Schiavello.