A partir de enero de 2020, Jeff inaugurará las primeras franquicias de su flamante cadena de gimnasios Fit Jeff. Si bien todavía no se sabe cuál será la primera ciudad donde iniciarán operaciones, las franquicias que ya están trabajando en su apertura están en Santiago de Chile, en Ciudad de México y en Santo Domingo (Rep. Dominicana).

Según el Head de Fit Jeff, Diego Moya, estos centros de fitness tendrán una superficie de 75m2 y allí podrán ejercitarse unas 500 personas.

En cuanto a la inversión para montar un Fit Jeff, Moya aclara que cada franquicia “requiere un monto de U$40 mil dólares, que contempla opening fee, obra y adecuación local. En todos los casos, el gimnasio se entrega llave en mano, por lo que el franquiciado sólo debe hacer la inversión y esperar a tener su Oasis by Fit Jeff“.

Moya promete que esta es una “experiencia increíble a un bajo precio (por su) ambiente agradable, clases divertidas, personalizadas- para máximo dieciséis personas- e ilimitadas”. Además, los socios formarán parte de una comunidad mundial, abonando un precio promedio de gimnasio (entre U$30 y 50 por mes, según la ciudad o barrio).

Al comparar el mercado latinoamericano de fitness con el europeo, Moya destaca: “En Latinoamérica, el sector del fitness está en estado embrionario en comparación con lo que ocurre en Estados Unidos o en Europa. (…) En España, los centros boutique son mucho más comunes y realmente hay una explosión de este tipo de negocios”.

Para él, “la clave es el menor costo de construcción y apertura, y una mayor eficiencia en el capital invertido”. En cuanto al tipo de clases, estas regiones son bastante similares. “El 60% de las personas que hace fitness, elige yoga, pilates, HIIT o entrenamiento funcional. Es por esto que hemos elegido estas disciplinas”, explica.

Respecto de la adquisición de Entrenarme y SpaceFit por parte de Mr. Jeff y el posterior lanzamiento de esta cadena de gimnasios, Moya dice que “ha sido todo un éxito. Más de veinte partners franquiciados se han unido al proyecto en menos de un mes”. Para 2020, Moya calcula tener centenares de sedes a nivel mundial.