Los hermanos Balseiro adquirieron la cadena de gimnasios Aerobic, de Uruguay, en septiembre pasado. Por el momento, la empresa cuenta con seis sedes ubicadas estratégicamente en el centro de Montevideo, en Cordón y en Pocitos. Los nuevos accionistas están con miras de seguir ampliando la cantidad de sucursales.

Aerobic, la cadena más antigua de Uruguay, nació hace 36 años de la mano de Luis Moroni, docente y pionero del fitness en ese país. Luis Balseiro, uno de los nuevos accionistas, lo describe como un visionario y un innovador, “pero por sobre todas las cosas, un ser humano increíble que marcó el camino y el rumbo de la empresa”.

Aerobic ofrece una amplia gama de servicios que van desde masajes, peluquería, certificación médica de aptitud física, y nutrición. En cualquiera de sus sedes, se puede realizar musculación, entrenamiento cardiovascular y funcional, actividades grupales como gimnasia localizada, Zumba o yoga, body fitnessfitness acuático, entre otros.

Sobre los próximos pasos de la empresa, Balseiro comenta: “Para honrar el pasado, nos comprometimos a mantener la misión de Luis Moroni e intentar homenajearlo de forma pública. (…) Para mejorar el presente nos hemos comprometido en trabajar sobre sus valores de integridad, respeto, esfuerzo, entrega y hábitos”.

En cuanto al futuro de Aerobic, Balseiro dice: “Nos propusimos ser la mayor red de gimnasios del país con presencia en todos los departamentos, de forma directa (con sedes propias) o de forma indirecta (franquicias). Así mismo tenemos muchos desafíos paralelos, dentro de los cuales ya estamos trabajando fuertemente para este 2020”.

Inicialmente, Balseiro pondrá foco en mejorar los servicios y los locales, cambiar el  software y armar un club de beneficios. A partir del segundo semestre del año que viene o inicios de 2021, el empresario proyecta abrir dos sedes propias más en Montevideo, algunas franquicias en el interior y lanzar una escuela de entrenadores.