En Argentina más del 60 por ciento de la población está excedida de peso y es sedentaria, mientras que una cantidad muy pequeña ingiere el mínimo de frutas y verduras recomendado, según datos de la 4ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), que también evidencia un incremento en la prevalencia de la diabetes.

En esta edición, más de 49 mil viviendas de todo el país formaron parte de la muestra. A diferencia de las ediciones anteriores (2005, 2009 y 2013), además del cuestionario -respondido por más de 29 mil habitantes-, se realizaron mediciones a un subgrupo de: presión arterial, peso, talla, perímetro de cintura, glucemia capilar y colesterol.

“La epidemia de sobrepeso y obesidad, en consonancia con la tendencia en las ediciones anteriores de la ENFR y la observada a nivel internacional, continúa aumentando”, plantea el resumen ejecutivo de la ENFR. “Los datos son alarmantes si se tiene en cuenta que la obesidad entre adultos por autorreporte creció de un 20,8 a un 25,4 por ciento en 5 años”.

La mala alimentación es una de causas que explican el avance alarmante en el exceso de peso de la población. La otra es el sedentarismo: el 64,9 por ciento manifestó baja actividad física (menos de 30 minutos al día). Ésta es la principal diferencia estadísticamente significativa, ya que supone un salto de 10 puntos respecto de las últimas dos encuestas.