El 34,4% de la población chilena mayor de 15 años tiene obesidad, esta cifra posiciona a Chile en el segundo lugar de los países con más obesidad según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), solo superado por Estados Unidos con un 40 por ciento.

Tras la creación del nuevo Observatorio Elige Vivir Sano, se sistematizaron y analizaron todos los datos disponibles de la población chilena, y se logró crear la Radiografía de la Obesidad en Chile. Los resultados de esta investigación dieron cuenta del crítico panorama, y se establecieron una serie de indicadores que buscarán detener el aumento de la obesidad en la población para el año 2030.

Para enfrentar la situación, el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, junto a la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, lanzaron la estrategia Cer0besidad que considera tres ejes de acción con un total de 21 iniciativas específicas e intersectoriales.

Además, se crea un Consejo por el Desarrollo Saludable, que estará formado por expertos provenientes del mundo público y privado, incluyendo académicos, deportistas, parlamentarios y profesionales del área de la salud, cuya labor será analizar otras medidas que se puedan incluir en la estrategia.

“Nuestro desafío como ministerio es no dejar atrás a ciudadanos que están viviendo esta epidemia (obesidad) para nosotros llegar al desarrollo significa darle mejor calidad de vida a los chilenos, prevenir catástrofes como la obesidad y sobrepeso y sobre todo tener 21 medidas que permitan reaccionar más rápido”, agregó el secretario de Estado.

Si bien la obesidad y el sobrepeso afectan a todos los grupos de la población, el observatorio del EVS logró dar cuenta de algunos determinantes sociales, como la diferencia por sexo, ya que a pesar de que las mujeres consumen más frutas, verduras y productos del mar, presentan mayor obesidad. Otros de los determinantes que destacan son la zona de residencia (en sectores rurales la prevalencia de obesidad es mayor que en las ciudades), el nivel de ingreso (a mayor nivel socioeconómico las personas son más activas, consumen más frutas, verduras y pescados) y la edad (adultos mayores presentan mayor sobrepeso que el resto de la población).