Médicos, profesores, asociaciones, técnicos, graduados… un grupo humano que ha conseguido la unión para un proyecto que ya está en marcha.

Se puso en marcha un proyecto de investigación sobre los efectos del ejercicio físico en mujeres con alta médica en cáncer de mama, gestionado por la Universidad de Almería, España, con la colaboración del Patronato Municipal de Deportes y la asociación Proyecto Mariposa.

La iniciativa está dirigida a mujeres con alta médica de cáncer de mama en los últimos 10 años. Las participantes deben tener disponibilidad y compromiso para asistir al programa de ejercicios, no tener pendiente reconstrucciones mamarias entre septiembre y diciembre de 2019 y haber finalizado los tratamientos de cirugía, quimioterapia y radioterapia.

El programa “Ejercicio físico y cáncer de mama” tendrá una duración de tres meses y empezará en septiembre próximo, tras una valoración a cada integrante, ya que los entrenamientos serán personalizados. Las pacientes tendrán un entrenador para que ellas se sientan seguras y tras un periodo de prácticas individuales, se harán grupos de hasta cinco personas para que el instructor revise cada ejercicio.

Álvaro Carrera, coordinador del programa a nivel técnico, manifiesta que “era necesario sacar el programa de ejercicio físico para un perfil de cáncer de mama porque hay muchos estudios científicos que señalan que hacer ejercicio tiene un efecto muy beneficioso para los pacientes. Son entrenamientos de fuerza, con complemento de ejercicio aeróbico”.

El especialista explica que “uno de los objetivos de la Universidad de Almería y el PMD es la adherencia y ver cómo está el estado inicial de la patología y cómo terminan, cuando finalice el proyecto. Nuestro mayor objetivo es que esas personas sigan haciendo deporte una vez que finalice el programa”.

Fuente: diariodealmeria.es

]]>