El club de entrenamiento Squatgim de la ciudad de Mar del Plata acaba de incorporar a sus instalaciones un centro de yoga. “Consideramos la flexibilidad como una capacidad sumamente importante para el desarrollo y la calidad de vida. Es un espacio más tranquilo y relajado, fuera de lo que son las salas de entrenamiento, para que los alumnos puedan dedicar tiempo a lo que es el yoga, la flexibilidad y los trabajos posturales”, comenta Ariel Caltabiano, titular del centro. 

Con esta propuesta “nuestra idea también es incorporar conceptos nuevos para que más gente nos conozca”, indica el profesional. El flamante espacio tiene 15 metros de largo por 7 metros de ancho y cuenta con piso de goma, imitación madera.

Squatgim está presente hace 15 años en el centro de la ciudad balnearia, tiene una superficie de casi 1400 metros cubiertos. “Ofrecemos una propuesta personalizada. A cada alumno que ingresa se le hace una evaluación básica o más estricta si es que viene con alguna patología, y se desarrolla un sistema de entrenamiento que aborda las necesidades y las capacidades de cada socio”, describe Caltabiano.

“Trabajamos con deportistas de alto rendimiento y con diferentes públicos, tenemos un centro de RPG y kinesiología,  además  de una médica nutricionista y una nutricionista. Contamos con diferentes sensores de trabajo, equipos Ziva cardíacos, tenemos encore de potencia que mide la aceleración de los movimientos para ver qué carga levanta la persona y plataformas de salto, entre otros elementos”, explica su propietario.

Para más información visitar www.facebook.com/SQUATGIM

]]>