El sector de gimnasios en España facturó 765 millones de euros en 2013, un 4% menos que en 2012, según el último informe de la consultora DBK, en el cual se atribuye esta caída a las altas tasas de desempleo en el país y a la retracción del gasto en los hogares. En 2012, la caída de la facturación respecto al año anterior había sido del 7,5%.

Sin embargo, tras 5 años de retroceso, la consultora visualiza una moderada recuperación en 2014, proyectando un incremento en la facturación del 1%. Además de la caída en la facturación, DBK destaca un descenso de los precios debido a “la proliferación de ofertas y descuentos y la consolidación en el mercado de diversas cadenas de bajo costo”.

En noviembre de 2013 DBK contabilizó en España 3.950 gimnasios, un 15% menos que en 2008. No obstante, dice el informe, los gimnasios low cost “han seguido ampliando su red de centros”, a la vez que “algunos de los operadores líderes tienen en marcha proyectos para la transformación de parte de sus centros al formato low cost“.

 

]]>