La actividad física reduce un 40% el riesgo de sufrir un infarto, según la Asociación Americana del Corazón. Por ello, esta organización recomienda que los adultos realicen 150 minutos de moderada o 75 minutos de intensa actividad física a la semana. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de las 57 millones de personas que murieron en 2008, 17 millones (30%) fallecieron a causa de enfermedades cardiovasculares. ]]>