Noticias

Una radiografía del mercado argentino del Fitness según la Encuesta Nacional de la Industria de Gimnasios (ENIG)

Con el propósito de contar con la información necesaria para mejorar el nivel de conocimiento y entendimiento de la industria de gimnasios de Argentina, se realizó, entre el 12 de septiembre y el 15 de noviembre de 2007, por primera vez en la historia del sector la Encuesta Nacional de la Industria de Gimnasios (ENIG).

Durante los dos meses que llevó el trabajo, 232 empresarios del fitness participaron de este estudio de alcance nacional, realizado mediante un cuestionario autoadministrado vía web. A continuación, se detallan los datos más significativos y se exponen las conclusiones principales del trabajo, patrocinado por Uranium, que llevó a cabo la firma 4D Investigación de Mercado.

INSTALACIONES
Ubicación geográfica: 30 por ciento de los gimnasios se concentra en Capital Federal y en Gran Buenos Aires, mientras que el resto (70%) está diseminado por el interior del país. Es decir que la distribución de gimnasios es similar a la de la población. En Capital Federal y Gran Buenos Aires vive casi un tercio (11,4 millones) de los 36,3 millones de habitantes de Argentina (Censo 2001).

Antigüedad: La mitad de la muestra está conformada por gimnasios jóvenes: 50 por ciento de los consultados tiene 5 años o menos de vida en el mercado. La otra mitad la integran gimnasios de mayor antigüedad (30% tiene 10 o más años). Esto permite inferir que Argentina tiene una industria del fitness joven, ya que 1 de cada 2 operadores está dando recién sus primeros pasos en el negocio.

Sedes: La gran mayoría de los gimnasios (93%) cuenta con una sola sede. Tan sólo 4,3 por ciento tiene 2 sedes y 2,7 por ciento tiene 3 o más sedes. En coincidencia con lo que sucede en todo el mundo, este dato habla a las claras de la enorme atomización de un mercado en el que, a pesar del importante y sostenido crecimiento que han experimentado las cadenas, prevalecen ampliamente los operadores independientes – con una única sede-.

Superficie: La mitad de los gimnasios (53%) tiene una superficie que no supera los 300 m2. Sólo 7 por ciento de los consultados cuenta con instalaciones de 1000 o más m2. No existe una diferencia significativa entre el tamaño de los gimnasios del interior del país con el de los gimnasios de Capital Federal y de Gran Buenos Aires.

Estacionamiento: 82 por ciento de los gimnasios reconoció no disponer de un espacio dentro de sus instalaciones para que sus clientes estacionen sus automóviles. No obstante, entre los gimnasios cuya superficie supera los 1000 m2 la realidad es diferente: 53 por ciento cuenta con estacionamiento.

Inmueble: 62% alquila el local donde tiene montado su gimnasio. No obstante, si los datos se analizan en forma abierta, es posible notar que en Capital Federal y Gran Buenos Aires el porcentaje de inmuebles alquilados es más alto (71%) que el promedio del país. Mientras que en el interior, el porcentaje de gimnasios que funciona en inmuebles propios es mayor (39%) que el promedio del país.

Casi la mitad (49%) de los gimnasios que alquilan el inmueble en el que funcionan destina entre 10 y 20 por ciento de su facturación al pago del alquiler. El 16 por ciento paga por su alquiler menos de 10 por ciento de su facturación y, por último, 28 por ciento destina al alquiler entre 20 y 40 por ciento de su facturación, una cifra excesiva si se quiere conservar la salud financiera de estas empresas.

Tecnología: El 82 por ciento de los gimnasios tiene una computadora. Asimismo, 7 de cada 10 dijo tener correo electrónico propio y en la misma proporción informaron que cuentan con al menos un televisor en sus instalaciones. Llamativamente, casi la mitad (46%) dijo tener algún tipo de sistema informático para administrar el negocio. Sólo 26 por ciento tiene un sitio web propio.

En este punto, es importante remarcar que la muestra está sesgada dado que se trata de una encuesta autoadministrada vía web, por lo tanto la totalidad de los respondentes tiene acceso a una computadora y es usuario de Internet.

PERFIL DE LOS SOCIOS
Clientes: La mediana de clientes por gimnasio en el país es de 250 personas. En Capital Federal y en Gran Buenos Aires la cifra asciende a 300 socios por gimnasio. En tanto, en el interior del país el número es sensiblemente inferior, con 233 clientes por gimnasio. El 64 por ciento de los gimnasios tiene 300 clientes o menos. Tan sólo 4 por ciento posee en su cartera más de 1000 clientes.

Género: Existe una leve predominancia de la población femenina dentro de los gimnasios. El 56,6 por ciento de los clientes es mujer. Este dato no es menor si se considera que hasta comienzos de los años 80, antes de la era Jane Fonda y la aparición de la aeróbica en Estados Unidos, las mujeres no asistían a gimnasios.

Evolución: La mayoría (64%) coincide en que la proporción de hombres y mujeres, hace tres años, era idéntica a la actual. Sin embargo, 28 por ciento señala que hubo cambios: dentro de ese grupo, 57 por ciento apunta que hoy asisten más mujeres y lo atribuyen a que: hay más equipamientos y disciplinas (25%), cambió el rol de la mujer (11%), o se hicieron acciones publicitarias para el público femenino (9%).

Edades: El grupo etario más numeroso, entre la población de clientes de los gimnasios, es el que va de los 25 a los 34 años de edad, con 30 por ciento. Lo sigue la franja entre 35 y 44 años de edad, con 22 por ciento. El segmento menos numeroso es el de personas de 65 años o más, con el apenas 3 por ciento.

Queda a la vista de todos, que el gimnasio sigue siendo una actividad elegida principalmente por personas jóvenes. Es notoria la relación entre edad y grado de participación: pasados los 34 años, cuanto más avanzada es la edad de la persona, menor será su nivel de participación en gimnasios, algo al menos paradójico ya que cuando más se necesita el gimnasio, menos se lo tiene en cuenta.

Evolución: La mayoría (58%) señaló que tres años atrás el perfil de sus clientes, en lo que a edades respecta, era igual al actual. No obstante, 27 por ciento opinó lo contrario, señalando que hoy en los gimnasios hay: más adultos (35%), más adolescentes (28%), más niños (19%), y más gente de tercera edad (10%).

Al ser consultados sobre las razones de estos cambios, los encuestados señalaron que: en la actualidad hay más conocimiento acerca de los beneficios de la actividad física (19%), ahora existe mayor cantidad y variedad en la oferta de actividades (29%). Y algo llamativo: el 26 por ciento no sabe a qué atribuir estos cambios.

EL STAFF
La mitad de los gimnasios de 100 clientes o menos cuenta con un solo profesor de musculación. Recién a partir de 1000 clientes o más, el número de profesionales en este sector va de 5 a 10. En lo que respecta a instructores de clases grupales, los gimnasios con 300 clientes o menos, cuentan con 2 a 4 profesionales para esa área. Aquellos con 750 clientes en adelante tienen 10 o más instructores.

Los gimnasios con 300 clientes o menos no tienen personal asignado específicamente al área de recepción ni de ventas. Estas funciones son llevadas a cabo por 2 a 4 empleados en gimnasios de 300 a 1000 clientes, y por 5 a 10 personas en gimnasios de más de 1000 clientes. Las figuras del gerente, coordinador y administrador aparecen recién en gimnasios de 750 socios o más. Respecto al mantenimiento, en gimnasios de hasta 400 clientes sólo hay una persona responsable de la función.

LAS ACTIVIDADES:
Las actividades predominantes en la oferta de los gimnasios son aquellas que se realizan en la sala de aparatos de musculación y equipos cardiovasculares (90%), apenas por encima de las clases grupales (84%). Por otro lado, sólo 10 por ciento de los gimnasios ofrece natación entre sus servicios.

Existe una correlación entre la oferta de los gimnasios y la demanda de sus clientes, ya que la mayoría de éstos (52%) elige para entrenar, en primer término, los aparatos de musculación y de cardio, y un segundo grupo un tanto más pequeño (37%) prefiere las clases grupales dirigidas para ponerse en forma. Tan sólo 3 por ciento opta por la natación y 8 por ciento privilegia otras actividades (*).

Evolución: en cuanto a las modificaciones que podrían haberse suscitado en la industria en este aspecto, 45 por ciento de los gimnasios, con tres o más años de antigüedad en el mercado, señala que no han habido cambios en las preferencias de los clientes, pero curiosamente la misma proporción asegura lo contrario.

Dentro de este último grupo, señalan que hoy hay más oferta de actividades (35%) y también que notan una mayor concurrencia a clases grupales (17%) que en años anteriores. Un tercio de este grupo atribuye tales diferencias al hecho de que en la actualidad los gimnasios ofrecen nuevas alternativas en equipamientos y disciplinas.

Clases grupales: Las más ofrecidas son: ritmos-bailes (72%), seguida por fitness de combate (67%) y localizada con barras (64%). Las actividades que menor presencia tienen en la grilla de clases de los gimnasios son las dirigidas a poblaciones especiales (3,6%) -como obesos, embarazadas, etc.-, y a niños (7,7%).

Desde el lado de la demanda, según este estudio, las clases grupales señaladas como “muy concurridas” son: ciclismo indoor, fitness de combate, ritmos-bailes y localizada con barras, en ese orden. En el otro extremo, las indicadas como las menos concurridas son: pilates en el suelo, otras clases body mind (cuerpo-mente), y step, también en ese orden.

En este punto, son llamativas algunas discordancias entre la oferta de los gimnasios y la elección de sus clientes. Por ejemplo, más de la mitad de los consultados (60%) ofrece step, que a la vez es una de las actividades señaladas como menos concurridas. Lo mismo sucede con pilates en el suelo: 1 de cada 2 gimnasios lo ofrece, aunque luego reconocen que es la actividad menos concurrida de todas.

Equipamientos: La gran mayoría (93%) de los gimnasios consultados cuenta con aparatos de musculación y equipamiento cardiovascular. Sólo 6 por ciento reconoció tener únicamente máquinas de fuerza. Esto refleja el espacio que han ganado en los últimos años, dentro de los gimnasios, los equipos cardiovasculares como cintas de trote, elípticos y bicicletas.

(*) Otras actividades: El 46 por ciento de los gimnasios ofrece entre sus servicios otras actividades, como entrenamiento personalizado, circuito express, deportes, entrenamientos al aire libre, etc. En tanto, 8 por ciento de sus clientes, según señalaron, elige alguna de éstas como su actividad principal para estar en forma. El servicio de entrenamiento personalizado es ofrecido por 36 por ciento de los gimnasios, seguido por los entrenamientos al aire libre (outdoor) con 16 por ciento.

Servicios complementarios: Casi la mitad (48%) de los gimnasios ofrece, entre sus servicios complementarios, venta de indumentaria deportiva. El segundo lugar, dentro de este grupo, lo ocupan con idéntico porcentaje (38%) la venta de suplementos y el asesoramiento nutricional. Luego siguen: masajes (34%), gabinete de estética (18%), sauna (10%), bronceado sin sol (9%) e hidromasajes (4%).

ECONOMÍA
Cuota: el valor de tendencia central en todo el país es 40 pesos. Pero si se analiza este punto por separado, en Capital Federal y en Gran Buenos Aires la cuota mensual es sensiblemente más alta: 50 pesos. Tres años atrás, en 2004, el valor de cuota predominante en todo el país era 30 pesos, mientras que en Capital Federal y en Gran Buenos Aires ascendía a 35 pesos, y en el interior era de 25 pesos.

Es decir que, de 2004 a 2007, se registró un aumento en el valor de las cuotas de los gimnasios de 33 por ciento. Sin embargo, si se considera la situación del mercado, previo a la crisis de 2001 y a la salida de la convertibilidad, se observa que el valor de la cuota a nivel país en ese entonces era de 25 pesos o dólares, es decir 78,75 pesos en moneda actual.

Aumentos: Casi la mitad de los gimnasios (47%) reconoció haber realizado algún aumento en el valor de sus cuotas durante los dos meses previos a la realización de esta investigación. Sólo 4 por ciento dijo no haber realizado ningún tipo de incremento en sus membresías desde que inauguró su gimnasio.

La mayoría (85%) realizó ajustes que no superaron el 20 por ciento. Al concretar esta medida, 7 de cada 10 de los gimnasios que reconocieron haber realizado aumentos en sus cuotas dijo no haber recibido quejas de sus clientes y tan sólo 2 de cada 10 señaló haber perdido socios por causa del incremento.

Medios de pago: El efectivo es el medio de pago por excelencia. La totalidad (100%) de los gimnasios acepta pagos en efectivo. Sólo 2 de cada 10 trabaja con tarjetas de crédito y 16 por ciento con tarjetas de débito.

Periodicidad: En cuanto a la periodicidad de los pagos, 93 por ciento cobra mensualmente. Apenas 3 por ciento lo hace en forma trimestral, 2 por ciento semestral y otro 2 por ciento anual. No se encontraron diferencias sustanciales en estos aspectos entre Capital Federal y Gran Buenos Aires con el interior del país.

Estacionalidad: Los meses de mayor actividad durante el año son, en orden decreciente: octubre, septiembre y noviembre. En el otro extremo, los meses en los que se registra un menor volumen de clientes en gimnasios son enero, febrero y julio. Los días de la semana con mayor afluencia de clientes son los lunes y los miércoles, en tanto los días más tranquilos son los viernes y los sábados.

Los horarios preferidos por los clientes son de 19.00 a 21.00 y en segundo término de 14.00 a 17.00, en el interior del país, y de 8.00 a 10.00, en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Por el contrario, las franjas horarias más tranquilas en los gimnasios consultados son las que van de 10.00 a 14.00 y de 14.00 a 17.00, para Capital Federal y Gran Buenos Aires, y 21.00 a 23.00, para el interior del país.

La gran mayoría de los consultados (8 de cada 10) dice no haber notado cambios en la estacionalidad del negocio en los últimos tiempos.

DESTACADOS

Gimnasio tipo: Con 250 clientes, que pagan una cuota de $40 pesos, el gimnasio tipo factura al mes $ 10 mil pesos; cuenta con un profesor de musculación, 2 a 4 instructores de fitness grupal, no tiene personal de recepción ni de ventas, y la función de gerente, coordinador y administrador es ejercida por un único dueño.

Inversión: El ingreso medio per cápita de una persona del nivel socioeconómico ABC en Argentina –según la Asociación Argentina de Marketing en 2006- es de $984 pesos. Es decir que el cliente medio de gimnasio invierte 4% de su ingreso mensual en la cuota.

Educación: El 67 por ciento de los empresarios consultados tiene formación superior completa (21% universitaria, 36% terciaria, y 10% postgrados). La gran mayoría tiene algún tipo de estudio en el campo de la actividad física, mientras que una ínfima cantidad posee formación en el campo de las ciencias empresariales.

Aventuras: Tanto por la pequeña superficie como por la reducida cantidad de clientes con que cuenta el común de los gimnasios, podría inferirse que en su gran mayoría el mercado está constituido por pequeños emprendimientos, en manos principalmente de profesionales o aficionados de la actividad física que, sin mucho capital, se lanzaron a la aventura de tener sus propias empresas.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>