Noticias

Tolerancia cero para la morosidad en los gimnasios

Aunque la morosidad en el pago de las cuotas es uno de los mayores problemas que enfrenta el común de los gimnasios en Argentina, esto no tiene por qué ser así. Como administradores, tenemos la ventaja de verles diariamente las caras a nuestros clientes y de llevar un registro detallado de quiénes están al día y quiénes no.

En función de esa información, podemos “reclamar” a través del personal asignado a esa tarea el pago y hasta impedir a los morosos el acceso al gimnasio. En este sentido es fundamental ser lo más justos posible con aquellos socios que sí pagan puntualmente sus cuotas. ¿De qué manera? Siendo inflexibles con los que dicen ser nuestros “amigos” y dejan correr los meses sin abonar sus cuotas, sacando provecho de la relación que tienen con nosotros.

Este tema no es menor ya que puede generar una ola de comentarios en el gimnasio, que derive en el reclamo de aquellos clientes que sí pagan y que pueden llegar a demandar los mismos beneficios que reciben “nuestros amigos”, situación que seguramente nos llevará a un callejón sin salida.

Por esta causa, recomiendo delegar esa tarea en un tercero que juegue el papel de malo y sea “duro” a la hora de cobrar la cuota. En todo caso, si fuera necesario hacer una prórroga o un descuento, podemos otorgarlo dejando registrado el compromiso de pago por parte del cliente. Y si éste no puede pagar, lo más sano es becarlo para usar el gimnasio, por ejemplo, en horarios de banda negativa.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>