Noticias

Trabajar de pie, la nueva tendencia

El impacto negativo del sedentarismo sobre la salud y el estado anímico de las personas ya no es una novedad para las empresas, que han comenzado a tomar cartas en el asunto al ver afectadas su producción y rentabilidad cada vez que un empleado se enferma y falta o simplemente se siente agotado en su puesto de trabajo.

Numerosos estudios confirman lo perjudicial que resulta pasar muchas horas inactivo en la oficina. Recientemente, investigadores del Pennington Biomedical Research Center, en Estados Unidos, determinaron que la gente que pasa la mayor parte de su tiempo sentada tiene un 54% más de probabilidades de morir de un infarto.

Estas conclusiones están promoviendo una tendencia en muchas empresas, la de trabajar de pie. Compañías como Google, Intel, Facebook, Boeing y Chevron ya cuentan en sus oficinas y salas de reuniones con escritorios altos para hacer frente a la inactividad física de sus trabajadores. Sin embargo, esta decisión tampoco parece estar exenta de riesgos.

El trabajo de pie “también supone una condición estática y es una de las causas de trastornos músculo- esqueléticos”, señala Estel Mallorquí Ayach, socia directora de Biwel en España, quien añade que “las molestias que genera se localizan en la zona lumbar, cervical y dorsal, además de presentar venas varicosas y fatiga muscular”.

Según Oscar Incarbone, responsable del Programa de Actividad Física del Plan Argentina Saludable en el Ministerio de Salud, no es necesario estar de pie todo el día. “Para combatir el sedentarismo es aconsejable realizar pausas activas de 15 minutos cada 2 horas, con ejercicios de estiramiento, respiración y fortalecimiento”, dice.

Por su parte, Ulla Hofmann, directora de Office Gym en Argentina, señala que “está comprobado que, si se adopta un 23% de trabajo de pie y un 77% del trabajo sentado, disminuyen las molestias, mejora la postura, aumenta la movilidad, promueve la circulación sanguínea e incrementa el nivel de productividad de las personas”.

Desde Chile, Jorge Osorio, gerente técnico de Jorge Osorio & Cía, opina que “los efectos de la inactividad laboral se deben compensar con gimnasia realizada dentro de la jornada de trabajo, como parte del flujo productivo, con gimnasios corporativos
diseñados para preparar a los trabajadores para labores sanas, seguras y productivas”.

Sin lugar a dudas, la estrategia contra el sedentarismo laboral no puede radicar sólo en hacer trabajar a la gente de pie. Los especialistas coinciden en que lo ideal será combinar propuestas que promuevan la actividad física, dentro y fuera del lugar de trabajo. La salud de los empleados no es sólo una cuestión de rentabilidad, sino de toma de responsabilidad, por parte de las empresas, del bienestar de sus colaboradores.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>