Noticias

Orientan a dueños de gimnasios sobre reglamentos

Funcionarios de las áreas de Deportes y Asuntos del Consumidor de Puerto Rico están visitando gimnasios de la zona metropolitana con el propósito de orientar y exhortar a los dueños de gimnasios y entrenadores a que cumplan con los reglamentos, licencias y disposiciones de ley que reglamentan su operación.

La iniciativa también busca orientar a la ciudadanía para que puedan ejercitarse en un lugar seguro, con instructores debidamente certificados y con las garantías de que serán respetados sus derechos como consumidores.

“Queremos orientar a los dueños de gimnasios e instructores de fitness sobre los reglamentos con los que deben cumplir para la operación de su negocio y, además, para asegurarnos de que sus profesores estén debidamente licenciados para entrenar a sus clientes”, expresó Adriana Sánchez Parés, secretaria del Departamento de Recreación y Deportes.

Todo gimnasio, ya sea público o privado, debe estar registrado con su nombre en el Departamento de Recreación y Deportes, como dispone el reglamento 7329 del 2007.

“Una persona que contrata los servicios de un gimnasio está protegido como consumidor. En primer término, el Código Civil permite terminar o disolver un contrato de la misma forma, modo o manera en que se inició la relación contractual. De otro lado, el Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engañosos prohíbe las cláusulas de renovaciones automáticas sin el consentimiento expreso del consumidor y un espacio para que exprese el mismo explícitamente con sus iniciales”, indicó Michael Pierluisi Rojo, el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor.

Por su parte, Sánchez Parés detalló que los entrenadores físicos también deben cumplir con el reglamento establecido por ley. “Contar con su licencia otorgada por el Instituto Puertorriqueño para el Desarrollo del Deporte y la Recreación, adscrito al DRD, según el reglamento 7611, aun cuando hayan completado sus cursos en una institución acreditada por el Consejo de Educación Superior o la Middle States”, sostuvo.

Los propietarios de gimnasios que no cumplan con el reglamento establecido por el Departamento de Recreación y Deportes para su operación, se exponen a multas desde 5.000 a 10.000 dólares. Mientras, los entrenadores que ofrezcan sus servicios sin la debida licencia, se exponen a una multa de 1.000 dólares en su primera infracción y hasta 5.000 en la segunda.

Para más información visitar www.drdpuertorico.com

Fuente: elvocero.com



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>