Noticias

Los gimnasios españoles independientes se agrupan para competir contra las grandes cadenas

España es el país europeo que mayor incremento en el número de socios de centros de fitness ha tenido en los últimos cinco años. Y es el segundo mercado, después del holandés, en porcentaje de población que acude a gimnasios (14,8 por ciento).

Este crecimiento ha motivado la aparición y crecimiento de grandes cadenas locales e internacionales que tornan cada vez más cuesta arriba la permanencia de los gimnasios independientes en ese país. “Varios clubes han desaparecido a raíz de este fenómeno”, dice Pablo Viñaspe, gerente de Wellness & Sport Consulting.

Esta consultora lanzó en enero pasado UP Quality Fitness Clubs, una marca que aglutina a gimnasios independientes, con el objetivo de mejorar su competitividad. Según Viñaspe, “pertenecer a esta red les permite aumentar la captación de socios y mejorar su retención, además de optimizar la gestión y su rentabilidad”.

“Se trata de una iniciativa pionera y única en el país”, asegura el consultor español. En esta línea añade que en pocos meses se han convertido en uno de los grupos más potentes a nivel nacional, ya que reúnen 22 unidades y 50 mil socios. El objetivo que persigue UP es alcanzar los 40 clubes para finales de 2008.

“UP ofrece a sus integrantes funcionar en red, con las ventajas de una gran cadena pero sin perder la independencia en la gestión”, explica Viñaspe. Los operadores reciben apoyo y asesoramiento en su operatoria, en la captación de clientes, en la comunicación y también participan en acuerdos con proveedores.

Según los creadores de esta iniciativa, pertenecer a un grupo como éste aporta:

- Notoriedad a nivel nacional: al compartir una marca en todo el territorio, se consigue que los clientes la conozcan y valoren.
- Mayor capital intelectual: al funcionar como un grupo, los buenos profesionales se sienten atraídos y ven un futuro profesional en el conjunto.
- Más profesionalismo en la gestión.
- Economía de escalas: al hacer acciones conjuntas se reducen los gastos.
- Presión a proveedores: al negociar como grupo se consiguen mejores condiciones de compra.
- Ahorro de tiempo: al centralizar algunas funciones, no es necesario que cada club invierta tiempo en desarrollarlas por su cuenta.

UP pretende captar a clubes y gimnasios independientes que cumplan con ciertos estándares de calidad, que son evaluados por especialistas externos a cada gimnasio. Esto se realiza mediante auditorías en las que se analiza el nivel de las instalaciones y del equipamiento, la oferta de servicios y actividades, el nivel de conocimientos del personal y el profesionalismo de la gestión.

Para formar parte de UP, los gimnasios miembros deben abonar una cuota de auditoria inicial de 1500 euros (2300 dólares) y un arancel mensual de 575 euros (900 dólares).

“La buena recepción que ha tenido UP en el sector se debe a que da respuesta a una necesidad real que tienen los clubes independientes: crear una marca fuerte y unirse para mejorar su competitividad en la actualidad y en el futuro”, concluye Viñaspe.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>