Noticias

Los entrenamientos de los atletas argentinos rumbo a Beijing 2008

En agosto dará comienzo la edición XXIX de los Juegos Olímpicos Beijing 2008 (China). A lo largo de 17 días, 16 mil atletas de todo el mundo competirán en 28 disciplinas. Este año, nueve competencias formarán parte por primera vez del programa olímpico, que se desarrollará en 37 recintos deportivos y 59 centros de entrenamiento, que el gobierno chino ha construido o renovado para esta ocasión.

Los mayores exponentes del deporte argentino estarán presentes en el evento deportivo más importante del planeta. Para llegar a un juego olímpico, además de tener un enorme talento los atletas necesitan, fundamentalmente, de una adecuada y estratégica preparación física y mental.

El acondicionamiento para una competencia de alto rendimiento implica un arduo trabajo en el que los gimnasios juegan un papel primordial para el atleta. “En mi deporte se trabaja básicamente con barras y pesas. Cada entrenamiento en si mismo es una preparación física”, asegura Nora Köppel, pesista olímpica.

Esta deportista comenzó su carrera en el Club Boca Juniors en 1997 y desde entonces cuenta con múltiples récords mundiales, panamericanos y el cuarto puesto en el Mundial de Qatar de 2005. Actualmente, Köppel está en periodo de clasificación, en busca de una plaza para los juegos olímpicos de China.

Según Orlando Moccagatta, entrenador del nadador José Meolans, el primer campeón del mundo de Argentina, el trabajo no es siempre igual, depende de la estrategia de planificación anual que se haya elegido de acuerdo a la cantidad de competencias. “Se diseñan macro ciclos que contemplan el entrenamiento como un todo integrado, no el gimnasio por un lado y en el agua por el otro”, detalla.

En la experiencia de Vanina Sánchez Berón, la mayor medallista del taekwondo argentino, clasificada con Medalla de Oro para Beijing, “las rutinas de preparación física comienzan prácticamente desde el primer día de cada plan de trabajo, variando los ejercicios y el peso, de acuerdo a los objetivos de cada período”.

Por su parte, Oscar Barrionuevo, entrenador del velocista Carlos Gats, récordman argentino en los 100 y 200 metros y el último representante nacional de la disciplina desde Sydney 2000, asegura que “el objetivo principal de la labor de musculación es mejorar la fuerza explosiva”. En esta línea añade: “Esto me reporta una gran mejoría en el empuje en la fase de aceleración, lo cual juega un papel sumamente importante en el acondicionamiento total en las carreras de velocidad”.

Actualmente, Barrionuevo entrena a Omar Grossi e Iván Altamirano quienes se encuentran en España, y a dos atletas que comenzaron este año, uno de ellos, Lorena Cagliotti, quien “podría convertirse en la mejor corredora nacional”, estima el preparador.

Desde su retiro, Gats se dedica al entrenamiento de atletas de alto rendimiento, como el jugador de beach voley, Mariano Baracetti, quien alcanzará los octavos de final junto a Martín Conde en los juegos de Atenas 2004.

Según Gats, el trabajo en el gimnasio se centra en el acondicionamiento físico general y en la mejora de la potencia del deportista. “Los beneficios son varios: evita lesiones, corrige la postura, facilita tareas técnicas y la potencia en el juego, factores que son imprescindibles en competencia”, afirma.

(*) Colaboradora.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>