Noticias

Los beneficios de vender indumentaria deportiva dentro del gimnasio

Sumar a su oferta de servicios la venta de productos relacionados al sector, como por ejemplo indumentaria deportiva, significa una enorme oportunidad para que los gimnasios acrecienten sus ganancias, ya que, de esta forma, se capitaliza el tráfico de clientes que circulan por las instalaciones, ofreciéndoles algo nuevo para comprar.

Para instalar un espacio comercial de este tipo resulta fundamental tener en cuenta algunas recomendaciones, que garantizarán que el negocio funcione según lo esperado y deje réditos a fin de mes. Hacerlo bien, según Sergio Simieli, gerente comercial de Basset, requiere contar con un stock variado de mercadería. “El cliente debe saber que allí encontrará lo que le gusta y está buscando”, remarca. Por eso aconseja ofrecer la mayor cantidad de talles, colores y modelos posible. También es importante cuidar el orden y la presentación de la ropa exhibida.
En la opinión de Ivanna Vidosevich, titular de Go Fitness, una firma rosarina que comercializa indumentaria, para asegurar el éxito de esta unidad de negocios es primordial “ubicar el punto de venta en un lugar de mucha circulación de gente, ya que esto favorece la compra por impulso o de último momento”. Asimismo es necesario contar con una persona capaz a cargo de la venta.
Por su parte, Patricia Marín, copropietaria de Admit One, una marca de indumentaria que se exporta a más de 10 países, aconseja: “Rotar la mercadería, hacer los pedidos y no quedarse sin stock. Lo ideal es tener siempre cosas nuevas”. En esta línea asegura: “Si se le dedica el tiempo correspondiente, es un negocio seguro”.
Espacios y costos
Se estima que la superficie mínima requerida para montar un espacio para la venta de ropa ronda los 16 metros cuadrados. Sin embargo, hay marcas -como Go Fitness- que ofrecen esquineros de un metro por un metro. Otras en cambio -cómo One Step- requieren vitrinas exclusivas para exponer sus productos.
En el caso de Admit One, la propuesta es otra. “Nosotros no imponemos un modelo de corner (esquinero) a los gimnasios. Pero montar un punto de venta puede costar sólo en mobiliario -sin contar la ropa- más de 4 mil pesos”, asegura Marín.
La inversión inicial recomendada en mercadería para abastecer un espacio de venta con el metraje adecuado, donde exponer una oferta diversa de productos, es de por lo menos 4 mil pesos. Aunque con 1.500 pesos se puede comenzar con un stand de uno por uno.
El margen de ganancia para el gimnasio en este negocio no es para despreciar. Se estima que oscila entre 40 y 80 por ciento, dependiendo de la marca ofrecida, la competitividad que se quiera lograr y el tipo de convenio establecido.
(*) Periodista de Mercado Fitness.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>