Noticias

Lo que dejó el 2005 para los gimnasios y los proveedores del sector Fitness

DICEN LOS PROVEEDORES

Alberto Wollmann (Cybex)
El 2005 ha sido para Cybex Argentina un año de relanzamiento. Hicimos una gran inversión en posicionamiento para brindarle al cliente herramientas que le permitan diferenciarse del resto de los gimnasios. Nuestro concepto Cybex Experience posibilita al gimnasio masivo crear un ambiente de exclusividad para el segmento más alto.

Andrés Dillenberger (Impact Fitness)
Este año fue bueno, ya que posicionamos a Spinning y tuvimos un interesante volumen de ventas en todas las marcas que representamos. Lo negativo siguen siendo las cuotas bajas, que les impiden a muchos gimnasios acceder a nuestros productos. No obstante, el mercado en general está creciendo y, a la vez, se está depurando.

Eduardo Szczyrka (Fenix Machines)
Fue en general positivo, porque nos posicionamos más y mejor. Incluso, nos han contactado de varios países de Latinoamérica con muy buenas perspectivas de ventas. Para la industria en general también fue un buen año. Las principales dificultades pasan por la carga impositiva, los excesivos gastos y el poco poder de financiamiento.

Ester Arditti (Fit Flex)
Fue un año que no cumplió con las expectativas. El mayor problema reside en la falla educacional respecto de la importancia de la elongación tanto preventiva de lesiones, así como también para mejorar el rendimiento. Los profesores no manejan el tema a fondo y por ello no lo exigen ni lo toman en cuenta como factor importante de su labor.

Gabriel Orbuch (Fitness Company)
Fue un buen año porque consolidamos a Uranium como marca premium de fabricación nacional. Las cadenas se dieron cuenta de la importancia del servicio y están comprando calidad para sus nuevos gimnasios. No obstante, lo negativo es que aún sigue vigente el concepto erróneo de que el precio es el factor principal para competir.

Germán Borrego (Gerbo Sport)
El balance es positivo, a nivel general, porque superamos las expectativas que nos propusimos. Creo que a la industria le falta mucho para llegar a su techo. Lo más rescatable del año es que pudimos seguir aprendiendo. Lo negativo, algunas deslealtades entre los proveedores. Y en cuanto a las dificultades, la falta de financiamiento.

Gustavo Hernández F. (JBH Equip)
El balance es muy positivo. Si bien mantuvimos el mismo volumen de ventas en nuestra línea profesional, con respecto al año anterior, hemos tenido un fuerte crecimiento en el área de productos importados familiares. Lo más positivo es que la gente en general comprende cada día más lo importante que es realizar ejercicios físicos.

Horacio Moavro (Kip Machines)
Sin destacarse, fue un buen año: equilibrado y continuo. Seguimos desarrollando novedosos productos e incorporamos mercados nuevos. Nos consolidamos en Chile con una oficina comercial propia, y logramos las normas ISO 9000 en marzo. El sector se está afianzando y hay una tendencia hacia la profesionalización de los gimnasios.

Jorge Parlagreco (Fitness Beat)
El balance es muy bueno. Creció mucho la industria y las empresas que pudieron pasar la crisis, quedaron fortalecidas y bien posicionadas. Nosotros nos diversificamos en productos y continuamos con nuestra política exportadora. Las dificultades pasan por la constante inflación, que no permite fijar una política de precios seria y competitiva.

Karina Amatucci (Wüll Equipos)
El nivel de actividad fue aumentando durante el año en forma gradual y sostenida, permitiendo una mayor absorción de los costos fijos. Lo negativo fue la aparición de competidores desleales, que operando desde la ilegalidad y evadiendo impuestos, llegan al consumidor a un precio menor, que distorsiona el mercado.

Mirta Romero (P & P Equipamientos)
Fue un excelente año, mejor de lo esperado, superando el 2004. Luego de 6 años de estudios y dedicación en el rubro, logramos importantes reconocimientos. Las dificultades surgieron de los vaivenes del mercado y de la competencia. Y en algunas ocasiones hubo que cambiar el rumbo sobre la marcha para sortear estos imponderables.

Noemí Pereyra (Suainco)
El balance es positivo. Somos un microemprendimiento, recién estamos incursionando en este mercado y hasta ahora hemos tenido una muy buena repercusión. Tuvimos tropiezos, como toda empresa, pero los capitalizamos como experiencia. Y, como en todo nuevo proyecto, algunas puertas tardan en abrirse.

Patricia Ávila (Contrology)
El balance es positivo ya que el método J. Pilates va creciendo cada vez más, logrando una muy buena respuesta de la gente. Nuestros clientes, en general, comenzaron con un equipamiento mínimo, como para probar, y pronto se vieron en la necesidad de incorporar más aparatos porque la demanda superó sus expectativas.

Ramiro Pereira D. (MD Equipamientos Pilates)
El 2005 fue un año muy importante. Logramos consolidarnos en el mercado interno y continuamos con gran éxito comercializando en el exterior, favorecidos por el tipo de cambio. No obstante, no nos agrada la incertidumbre y falta de previsibilidad con respecto a la relación entre la inflación y el valor del dólar futuro.

Sergio Estévez (Control Gym)
Fue un año de gran crecimiento para nosotros a nivel nacional e internacional. Hemos logrado que nuestro producto “Control Gym” esté bien posicionado. Y en cuanto a la industria en general, también está en continuo crecimiento. Notamos un mayor interés en la gestión del gimnasio, y una mayor profesionalización del mercado.

DICEN LOS GIMNASIOS

Beatriz Díaz Casas (Arabesque)
El 2005 fue excelente. Crecimos y nos regularizamos fiscalmente. Incrementamos el número de clientes y pudimos aumentar la cuota. Lo negativo fue la suba de algunos costos que aún no logramos trasladar en igual proporción a las mensualidades. En lo que respecta a la industria, siento que por primera vez se unió para unificar criterios.

Edgardo Azzarita (SMG Sports SA)
El balance es sumamente positivo. Nos hemos afianzado, crecimos en cantidad de socios y en cantidad de ofertas. En cuanto a la industria del fitness, debe cambiar su mentalidad. Tenemos que entender que más allá de la competencia, no hay crecimiento a nivel individual profundo si no está acompañado por un crecimiento en conjunto.

Eduardo Melchiorre (Bíceps)
Fue muy positivo. Pude incrementar la cantidad de socios y lograr fidelidad en los existentes. Asimismo conseguí ajustar las cuotas, e incorporar otras actividades. No obstante, debería mejorar la organización general. En el interior es muy distinto el mercado: reemplazo de profesores, horarios, actividades, actualización, etc.

Fabián Djelardini (Olympus Sport Center)
El balance ha sido positivo. Hemos mantenido los clientes, aún aumentando la cuota. Además, mejoramos el servicio ofrecido. Lo negativo, desde nuestro punto de vista, se encuadra en los aumentos en insumos y servicios públicos. Sin embargo, no hemos tenido grandes dificultades durante este año.

Francisco Di Luciano (Training)
El 2005 hasta ahora fue de regular para abajo. No logramos igualar, ni superar nuestras expectativas. Mientras los créditos sean tan inaccesibles y las cuotas tan bajas, no vamos a poder reequiparnos. Lo más positivo quizás haya sido el empuje que le dan a la industria algunos actores de la misma. Y lo negativo, la absurda Ley de Gimnasios.

Gerardo Vialaret (Cuerpo y Mente)
Mi balance es positivo. Hace tres años tengo el gimnasio y año a año se fue superando, aunque levemente, la cantidad de socios. O sea que ya es bueno seguir en carrera como negocio. Lo más difícil es lograr que el cliente asimile los aumentos en el valor de las cuotas, que tuvimos que ir retocando de forma muy pausada.

Gonzalo Lima (Urca)
Éste ha sido un año de reestructuración. Tratamos de equilibrar las pérdidas causadas por las cuotas desactualizadas después de la crisis. Sin duda es positivo el reacomodamiento económico del país, que permitió salir del estancamiento y crecer. Lo negativo sigue siendo la subvaluación de los abonos, que todavía están por debajo del valor real.

Gustavo Merani (Academia Barracas Marcial)
El 2005 fue un muy buen año para “Barracas Marcial”. Logramos ubicarnos en un nuevo local más amplio y moderno que el anterior, y además incrementamos el número de socios. Las dificultades pasan por el hecho de que debemos invertir más que en relación con años anteriores, y la cuota no siempre va de la mano con esas inversiones.

Marcelo Busi (Pulso)
El año fue muy bueno. Tuvimos un crecimiento importante en la facturación. Lo más positivo fue lograr la consolidación del gimnasio. Lo negativo, no haber podido concluir la expansión edilicia que teníamos proyectada. No obstante, esperamos incrementar la cantidad de matrículas y hacer más eficiente el manejo del negocio.

Natalia Ottaviano (Fitness Point)
El fitness crece día a día como industria, pero para aprovecharlo hay que crear una nueva experiencia para los “clientes”, dándoles toda la calidez que antes encontraban en los clubes de barrio. Hoy nuestros socios exigen una mejor atención y quieren ser tratados realmente como “clientes”, en lugar de como “alumnos”.

Paulo Vottero (Centro de Salud Gym)
Este año fue muy movido porque pudimos lograr, después de siete años, tener nuestro local propio. Lo más positivo es el tipo de relación que pudimos entablar con nuestros clientes. Y lo negativo, cierta mala competencia, que ya desapareció.

Rodrigo Kappes (Naxo Gym)
El balance es bueno. Nuestro gimnasio no es muy grande pero cada vez más personas se acercan. Pienso que la calidad de atención es la causa, más allá de la infraestructura. La gente está conociendo cada vez más lo que es el fitness y lo que significa tener continuidad en un entrenamiento programado. Las dificultades siguen siendo económicas.

Roxana Martínez (Body Good)
La verdad que mejor balance imposible. Tengo mucha más cantidad de socios, y pude mejorar mi tecnología. Respecto a la industria del fitness, es evidente y notorio que se ha superado muchísimo. Esto lo vemos día a día, y sin duda es muy bueno tanto para nuestras empresas como para el consumidor final.

Sebastián Otero (Axon Trelew)
Fue un año de crecimiento en varios sentidos: incorporamos un nutricionista y una psicóloga al equipo de trabajo. También alcanzamos la estabilidad económica y compramos maquinaria. Como positivo rescato que a través de encuestas logramos detectar la satisfacción de nuestros clientes y el apoyo a nuestro proyecto.

Daniel Cirio (Gymshow)
Si bien en 2005 se ha recuperado el caudal de clientes, la rentabilidad sigue siendo muy baja. Esto hace difícil la reinversión y, en algunos casos, hasta la continuidad del negocio. Hemos reacomodado en parte los valores, pero aún es insuficiente. La única salida es mejorar más la calidad del servicio para poder elevar nuestros precios.

Paula Silva (Gimnasio Paula Silva)
Para mi fue bastante positivo. La gente se está preocupando por su salud y por eso creció el número de clientes. Nos beneficia en lo económico y, a su vez, se difunde más la actividad física entre las personas. Además, este año mejoramos la infraestructura del gimnasio (cambiamos el piso y la fachada) y la organización.

Alfredo Veit (Club San Jorge)
El 2005 fue un año de crecimiento. El público está tomando cada vez mayor conciencia de la necesidad de realizar actividad física. Y en mi caso, la mejora en la situación general del país me está ayudando a salir a flote. Las dificultades: el equipamiento sigue siendo muy costoso, y la sanción de la Ley de Gimnasios, que es una vergüenza nacional.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>