Noticias

Las mejores tácticas de marketing para el método pilates

Las estrategias más efectivas -y menos costosas- para aumentar la demanda de un programa de pilates se basan en el marketing relacional, que contempla: acciones de promoción, relaciones con la prensa y comunicación interna (anuncios de instructores, boletines informativos, correos electrónicos, pósters y folletos).

Otra herramienta de bajo costo y muy útil a la hora de comunicarse con socios actuales o potenciales y con la prensa es la página web de la empresa. Los anuncios impresos y el correo directo, aunque más caros, también pueden resultar efectivos. Y no hay que olvidar el poder de la comunicación boca a boca.

Al planificar sus estrategias de marketing, recuerde que el objetivo es captar y retener clientes. Antes de lanzar una campaña asegúrese de contar con suficientes instructores calificados para atender la demanda. Una corta lista de espera genera rumores positivos, pero si se excede en el tiempo de espera, los clientes lo dejarán.

A continuación, se ofrecen las 10 mejores tácticas que han resultado efectivas para promocionar programas de pilates:

1. Empezar con un producto muy bueno. Comenzar seleccionando un programa de pilates con reputación y nombre que refleje la filosofía del ejercicio. Asegurarse de que la gente lo diferencie de otras ofertas de fitness dentro de sus instalaciones. Y no olvide que la mayoría de las personas considera a pilates como un complemento a su programa de ejercicio habitual o como una alternativa efectiva.

2. Implicar al personal y a los socios del gimnasio desde el principio. Durante la preparación del lanzamiento del programa de pilates, deberá explicar sus planes y mantener a todos informados sobre la progresión, con actualizaciones mensuales, impresas y mediante correo electrónico. Usted debe asegurarse de que el personal de recepción proporcione información clara en todos los procedimientos de inscripción y de que pueden vender el programa de manera efectiva.

3. Pedir ayuda. Consultar con el proveedor de pilates o con una asociación de fitness para ver qué tipo de soporte, en concepto de marketing, pueden ofrecerle. Hay casos en que proporcionan folletos, anuncios, pósters de promoción, fichas de cliente, postales para correo convencional, banners, remeras y consejos sobre relaciones con los medios de comunicación. Es importante empezar a utilizar estos recursos con un mes de antelación al lanzamiento del programa.

4. Desarrollar la estructura de las clases y las tarifas de manera inteligente. Para asegurar un fuerte despegue del programa, es recomendable empezar inscribiendo personas para una serie de clases de nivel básico. A medida que el programa vaya quedando corto, hay que ir introduciendo ejercicios de nivel avanzado. Una vez establecido el programa, se pueden incorporar variaciones para mantener la motivación de los alumnos, ofreciendo distintos modelos de clase.

5. Dar relevancia a los instructores. Considerando que el éxito del programa depende en parte de los instructores, es importante presentarlos a los socios del gimnasio. Esta práctica debe prolongarse según vayan aumentando las clases y la lista de instructores.

6. Fomentar el interés de los medios de comunicación. Preparar un dossier de prensa que contenga noticias sobre el programa, biografías y fotografías de los instructores relevantes, además de la historia del gimnasio. Tenerlo listo para ser entregado a los medios de comunicación locales que asistan al momento del lanzamiento de la promoción (al resto, enviarlo el día siguiente junto con una oferta de clase gratuita o sesión privada). Actualizar estos documentos de forma regular.

7. Mantener un buen estándar en cuanto a la formación de los instructores. Realizar master clases frecuentes para instructores de fitness grupal y para entrenadores personales del mismo equipo de trabajo. Esto fomenta el programa de pilates y puede llevar a algunos instructores a formarse y certificarse en el campo. Recuerde: los instructores de pilates nunca son demasiados.

8. Crear un sistema de pruebas. Lanzar el programa con una o más horas de demostración y conferencia, a la hora de almuerzo o después del trabajo. Informar sobre la posibilidad de participar si se asiste a la cita con ropa cómoda. No dejar escapar la oportunidad de inscribir a gente para una sesión introductoria o privada o de registrar los datos de los participantes para mantenerlos informados. Invitar a personas interesadas a la presentación del programa mediante anuncios en boletines internos, folletos o invitaciones. Avisar a los medios de comunicación con dos semanas de antelación, proporcionado todos los detalles relevantes.

9. Fomentar y premiar referencias. Es sabido que no hay marketing más efectivo que las referencias positivas de los clientes, autoridades y personalidades sanitarias y de entidades a favor del deporte. Invitar a profesionales de la medicina con influencia a presentaciones y mostrarles un plan de referencia. Muchos quiroprácticos, masajistas, fisioterapeutas y cada vez más miembros de la sociedad médica recomendarán pilates a sus pacientes.

10. Mantenerse conectado. Una vez que el programa fue lanzado, hay que renovar el plan de marketing cada año. Para mantener vigentes las estrategias es importante asegurarse de estar al día de los cambios demográficos y psicográficos. No hay que abandonar nunca el mayor recurso: los clientes leales de pilates.

(*) Presidente de STOTT PILATES™, firma que engloba en un mismo concepto equipamiento, formación y una propia filosofía de Pilates. ©COPYRIGHT MERRITHEW CORPORATION



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>