Noticias

La salud reemplaza a la estética como argumento de venta entre los gimnasios

Tres décadas atrás, los gimnasios eran vistos por el común de la sociedad como reductos para el desarrollo muscular y cuidado de la estética. Eran mayoritariamente frecuentados por jóvenes que hacían del culto a la belleza física su principal motivación. En los ’80 con Jane Fonda y la aeróbica, el público femenino ganó terreno, y en los ’90 se instaló el factor socialización, cuando la gente comenzó a ir a los gimnasios a conocer más gente.

En los últimos años no obstante, al mismo tiempo que la obesidad, el sedentarismo, y los males crónicos que estos conllevan fueron ganando espacio en el mundo, la industria de clubes y gimnasios dio un nuevo vuelco. Surgió y se fortaleció el concepto de bienestar (wellness) y la sociedad comenzó a entender, muy de a poco, que la actividad física podía de hecho contribuir a mejorar su calidad de vida, y hasta prolongarla.

En ese marco, se hicieron populares programas de entrenamiento “cuerpo y mente” que buscan el equilibrio integral del individuo, como Tai Chi Chuan, Yoga, Pilates. Estas técnicas, con elementos de terapias mentales y espirituales, acarrean beneficios que trascienden las mejoras en el aspecto físico de quien las practica. En consecuencia, los gimnasios optaron en gran parte por modificar sus mensajes de cara a la sociedad.

La salud primero

“Nuestro eslogan de este año es: Que tu cuerpo refleje tu belleza interior”, comenta Silvana Marino, responsable de marketing de WELLclub. En la misma línea subraya: “Nuestra cadena de gimnasios nació directamente asociada a la salud y al bienestar general del individuo”. Otra empresa enfocada en el mismo sentido es SMG Sports, perteneciente a Swis Medical Group.

“Un gimnasio es un medio de contacto social, salud, entrenamiento, y estética. Nos orientamos a la calidad de vida y nuestra fórmula es el Deporte como Salud y la Salud en el Deporte. Queremos que el público entienda que no sólo sirve venir en septiembre para estar presentable en enero, sino que debe concurrir todo el año para estar saludable el resto de su vida”, resume Edgardo Azzarita, coordinador general de SMG Sports.

En el Vilas Club tienen una visión similar. “Nacimos con el fin de mejorar la calidad de vida de quienes nos acompañan, ofreciendo soluciones para cada individuo. Para eso tenemos un staff compuesto por los más calificados profesionales bajo el concepto de Servicios de Bienestar”, explica Hernán Revilla, director de deportes del club.

En la misma línea, Andra Zidar, propietaria del Fisical de Martínez (GBA), define a su gimnasio como “un centro de salud” aunque destaca que “el aspecto social juega un rol muy importante”. Para Willy Rodríguez, de La Imprenta, también está primero la salud como argumento, y recién después la estética. “Luego de haber incursionado en distintas corrientes, nos dimos cuenta que ésta era la que más nos servía”, asegura.

Esta tendencia se ve en las piezas de comunicación que se generan. “En las publicidades mostramos imágenes no siempre asociadas al gimnasio, pero si a la salud”, explica Mariano Ferro, responsable de Sporttest. En Uno Bahía Club la propuesta es similar. “En las promociones nunca usamos cuerpos esbeltos o musculosos. Y nuestros empleados no ostentan su físico”, dice Edgardo Piangatelli, encargado de lugar.

Otro tanto ocurre, en esta misma línea, con el tipo de acciones que organizan varios de estos gimnasios, como charlas abiertas de nutrición ó traumatología con médicos especialistas, cursos de resucitación cardio respiratoria, jornadas de bienestar, salidas aeróbicas con desayunos nutritivos, maratones, excursiones de aventura, etc.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>