Noticias

La insipiente industria del Fitness venezolana

La industria del fitness en Venezuela es muy “insipiente” y aunque comienza a dar señales de evolución, tiene mucho aún por recorrer. El mercado está conformado por gimnasios pequeños y medianos, que en su mayoría son emprendimientos de carácter familiar. “Los gimnasios vienen haciendo lo mismo desde hace 15 o 20 años”, cuenta Yordi Arteaga, director de FMC Fitness & Marketing Consulting.

De hecho, la mayoría funciona hace tiempo con la misma estructura con la que nació. “No hay mucha diferencia entre los gimnasios en cuanto a tamaño, volumen de socios y perfil de sus propietarios. Todos se han mantenido igual en los últimos años”, confirma Frederick Römer Chapellin, especialista en servicio técnico de máquinas de gimnasios y representante en Venezuela de Nautilus.

Para la población venezolana concurrir a un gimnasio es todavía considerado una actividad de lujo. “Tan sólo 10 por ciento de la gente, o tal vez menos, tiene capacidad de pagar un gimnasio de alto nivel”, asegura David Ghelmam, gerente general de Bo Center, uno de los gimnasios más exclusivos de Caracas, ubicado en el centro comercial Boleita Center.

Uno de los acontecimientos más grandes para la industria en este país sucedió en julio pasado cuando desembarcó en Caracas la primera franquicia internacional, Gold´s Gym, cuyos propietarios aspiran a desarrollar una decena de gimnasios de entre 1500 y 5000 metros cuadrados. Todo un desafío, teniendo en cuenta lo complicado y costoso que es conseguir locales con esas dimensiones en Caracas.

Al respecto, Andrés Capriles, CEO de Gold´s Gym Venezuela, dice: “Hay que vencer el estigma de que éste es un mal negocio, motivo por el cual no se ha generado aún en nuestro país una oferta inmobiliaria de locales adecuados”. En la opinión de Frederick Römer Chapellin, fuera del caso de Gold´s Gym, no existe una tendencia de abrir gimnasios nuevos y, mucho menos, de grandes dimensiones.

En cuanto al equipamiento, el representante de Nautilus comenta que predominan los aparatos de musculación de origen nacional, sobre todo en los gimnasios que atienden a públicos de estratos más bajos. “En el segmento AB, hay mayor participación de máquinas importadas, superiores en diseño y calidad”, comenta. No existen en Venezuela fabricantes nacionales de aparatos cardiovasculares.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>