Noticias

Ipanema Paddle, de Brasil, se transformó en el flamante club deportivo Ipanema Sports

Tras 18 años de trayectoria en el mercado brasileño, Ipanema Paddle, de Puerto Alegre, cambió su identidad corporativa e incorporó nuevas servicios para acompañar el crecimiento de la zona sur del país. Bajo el nombre Ipanema Sports, el flamante club deportivo ahora ofrece gimnasio, canchas deportivas, escuelas de deportes y un salón de eventos.

Arquitectura de Resultados, el estudio que conduce la arquitecta  Patricia Totaro, estuvo a cargo de la reforma y adecuación del lugar, que tuvieron como punto de partida un galpón cerrado, que contenía canchas de pádel. En un área de 18.000 m2, fueron construidos 3.100 m2, distribuidos en planta baja y entrepiso, donde están las zonas de cardio, musculación, fitness, bike, Pilates.

Ubicado en la margen del río Guaíba, la proximidad con la naturaleza llevó a Totaro a abrir las ventanas de todo el complejo para estimular el contacto con el área externa. “Buscamos aprovechar al máximo el estímulo visual de la vegetación y el paisaje natural en favor de la actividad física. Por ejemplo, la sala Zen tiene vista a un árbol de higo”, explica Patricia Totaro.

El concepto de base es el de un club de familia, un espacio en el que pueden convivir ejercitándose abuelos, padres e hijos. “Como es un público que aprecia la convivencia, las áreas sociales se parecen a grande plazas que fueron distribuidas por el gimnasio, permitiendo el encuentro e interacción entre los socios”, agrega la especialista.

Con el objetivo de lograr que los clientes se sintieran más acogidos, Totaro utilizó materiales naturales, texturas fuertes y pocos colores. “Prevalecen los tonos neutros, como el blanco, con terminaciones suaves y aplicaciones en piedra y madera. En algunos puntos, como la escalera, usamos el color anaranjado para estimular la vista”, dice la arquitecta.

La iluminación es otro punto destacado de Ipanema Sports. Fue trabajada con diferentes colores en cada sala, “lo que le da flexibilidad al profesor para crear ambientes según el tipo de clase que vaya a dar”, opina Totaro y agrega: “Por ejemplo, en la sala de Pilates, prevalece la iluminación violeta, que tiene como efecto transmitir calma y tranquilidad”.

Según Totaro, el desafío en este proyecto era lograr que las áreas de entrenamiento dialogaran con otros ambientes del gimnasio. “Vimos la necesidad de crear espacios harmónicos, en contacto con el medioambiente, que valorizaran la interacción”, explica esta arquitecta que, desde 1994, lleva desarrollados 150 proyectos en el sector del fitness.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>