Noticias

Gimnasia residencial, una tendencia del Fitness que se afianza

En sintonía con la progresiva toma de conciencia, por parte de la población, respecto a la importancia de la actividad física para la salud, la venta de aparatos de gimnasia para uso hogareño ha experimentado en Argentina, a la largo de los últimos tres años, un crecimiento sostenido cercano al 25 por ciento.

Aunque algunos proveedores atribuyen los aumentos en la facturación del segmento principalmente a la inflación, otros reconocen incrementos concretos en los niveles de venta. “En lo que va de 2007, nuestras ventas crecieron 30 por ciento respecto a igual período del año anterior”, dice Alexandre Kaiser, socio gerente de Merco Fitness SRL, firma brasileña que fabrica y comercializa la marca Athletic Way.

¿A qué se debe? En su opinión “a que hoy la gente tiene más conciencia de lo importante que es cuidar su condición física para estar bien”. A esto hay que sumar la estabilidad económica lograda, “que permite que los precios sean más accesibles y que se pueda comprar en cuotas”, explica Gustavo Hernández Fusaro, titular de JBH Equip, firma que importa y comercializa productos de origen asiático.

Además, hay que sumar la ola de inseguridad que persuade a muchas personas de realizar actividad física al aire libre, con lo cual prefieren moverse en sus casas. Y por otro lado, la tendencia creciente de la construcción también ha motorizado de manera importante la venta de estos productos. Al respecto Gabriel Orbuch, titular de Fitness Company, que importa productos americanos y asiáticos, dice: “Cualquier edificio de cierta categoría –US$ 2000 el m2- tiene hoy un gimnasio”.

En coincidencia, Walter Assain, socio gerente de Industrias Gold, empresa que fabrica en Quilmes equipamiento de fitness para uso profesional y hogareño bajo la marca Fox, reconoce: “El boom de la construcción repercutió directamente en los niveles de venta de aparatos de gimnasia para el hogar”.

Los productos hogareños son diseñados y desarrollados para soportar pocas horas de uso diario, a manos de uno o dos integrantes de una familia. Aunque algunos se fabrican en Argentina, en su mayoría, son importados de Estados Unidos, de Brasil, o de algún país asiático, como China o Taiwan. En la actualidad, 7 de cada 10 aparatos de gimnasia que se venden en el mundo son para uso residencial.

Aunque algunos importadores venden en forma directa al público, la mayoría de los proveedores de productos de fitness hogareño usa los supermercados, las casas de deportes, Internet, o las tiendas especializadas, como sus principales vías de comercialización. Solamente en el caso de Athletic Way, el principal canal comercial son los shoppings: de allí provienen 40 por ciento de sus ventas.

Por Guillermo Vélez – Editor de la revista especializada Mercado Fitness.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>