Noticias

Euro Gym Red® y Flex Gym, dos exitosas cadenas de gimnasios del interior argentino

La primera sede de Euro Gym nació en Rosario, Santa Fe, hace 13 años de la mano de Carlos Varela, un profesor de educación física, que hoy sus allegados definen como un emprendedor visionario. Su primer gimnasio, Euro Pueyrredón, introdujo en el país el concepto de 24 horas. “Fue algo totalmente novedoso para la época, que se mantiene con éxito en la actualidad”, aseguran desde la empresa.

Años más tarde, en 2001 nació Euro Alem, la segunda unidad y el primer paso en la conformación de la la red. Se trató de un mega gimnasio de 5000 m2, con 3 pisos, 8 salones para clases grupales, actividades para niños, cancha de básquet, fútbol, voley, salas de musculación, vestuarios, etc. A una semana de su inauguración, la sede Alem ya contaba con 800 socios activos.

En junio de 2003 abrió sus puertas Euro Corrientes. Y unos meses más tarde, en agosto de ese mismo año, surgió Euro Salud con la intención de darle mayor valor agregado a la red con un staff médico al servicio de los socios. Era un edificio construído especialmente para albergar un gimnasio, con modernas instalaciones. Por el tipo de servicios que brinda, este local tiene gran afluencia de gente mayor.

En el verano de 2004 se abrió la quinta sede de la marca, Euro Río, “un gimnasio netamente apuntado a un público joven”, comenta Briggiler. La sexta unidad fue Euro Sur, fundada en septiembre de 2005. Y en mayo del siguiente año, nació Euro Códoba, “el último gimnasio que pudo abrir Varela, el gran soñador y motor de crecimiento de esta red”, expresa Briggiler.

Para 2006, Varela había vendido los dos gimnasios que eran de su propiedad. Primero se desprendió de Alem y luego de Pueyrredón, quedándose sólo con el manejo de la marca en todas las unidades de la red. Tras su fallecimiento, en agosto de 2006, Euro Gym Red quedó en manos de su esposa, mientras que Soledad Briggiler y Fernando Venier se convirtieron en administradores.

El 23 de abril de 2007, comenzó con una nueva etapa en la historia Euro Gym, la de llevar la marca fuera de la ciudad de Rosario. Entonces surgieron Euro Baigorria y luego -en octubre de 2007- Euro Funes, que es la última apertura de la red. Hacia fines del presente año planean abrir la décima unidad.

Por otra parte, para el verano 2009 ya están planificando su colonia de vacaciones, denominada, EUROKITOS, que surge de la unión estratégica con PELOKITOS, una red de peluquerías infantiles de Rosario. Además, en marzo o abril de 2009 comenzará a funcionar el Instituto Euro Gym que estará abocado a la capacitación de profesionales de la Educación Física.

Flex Gym – 5 unidades (Mar del Plata)

El primer Flex Gym abrió sus puertas en 1990, tenía 200 m2 y estaba ubicado en un sótano sobre la Avenida Constitución, zona de discos y pubs en Mar del Plata. Ofrecía clases grupales y tenía pocas máquinas de sobrecarga. “Mi objetivo era brindar un servicio diferente, más personalizado, que era lo que les estaba faltando a los gimnasios de la ciudad”, relata Daniel García, propietario de la firma.

El negocio fue evolucionando de a poco. Después de 6 años, “con mi socio y amigo Damián nos animamos a abrir la segunda sede en un lugar estratégico, Alberti y Avenida Independencia, paso obligado hacia la terminal de ómnibus, que está rodeado de bancos y oficinas”, cuenta García. Se lanzaron con una “súper” promoción y llegaron a tener 700 clientes en la primera semana. “Por ese motivo, al mes hicimos una losa de 300 m2 y pudimos destinar ese espacio a las clases de fitness, mientras que abajo armamos un salón de aparatos de 350 m2”, recuerda.

Hoy Flex Gym cuenta con cinco sedes en Mar del Plata. “Son todas nuestras y aunque tenemos la idea de franquiciar el negocio, nos asusta un poco ese proyecto ya que queremos seguir una línea muy familiar, con un sistema de atención más personalizado, que es lo que nos distingue en la ciudad”, afirma García.

En la actualidad, las sedes de Flex Gym son: Alberti, Güemes, Constitución y la Costa, San Luis y Peatonal San Martín, y Juan B. Justo y Güemes.

Entre los cinco gimnasios Flex Gym reúne 3500 socios. “En general, hay una mayor afluencia de público femenino que tiene entre de 25 a 60 años”, dice García. La mensualidad va de los 55 a los 65 pesos (18 y 21 dólares). El 90 por ciento de los socios paga mensualmente. Sólo las empresas que contratan planes corporativos abonan planes trimestrales.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>