Noticias

El negocio de las “escuelas de verano”

Comúnmente, en los meses de verano, a causa de las vacaciones y de las altas temperaturas, la gente suele interrumpir su rutina del año para tomarse un descanso. Y eso incluye dejar de ir al gimnasio. Sin embargo, para muchos centros deportivos las vacaciones representan una buena oportunidad de negocios.
Al entrar los niños en receso escolar, sus padres buscan alternativas para mantenerlos activos y entretenidos, mientras ellos trabajan. Frente a ese escenario, las escuelas de verano o colonias representan un alivio para ese segmento de consumidores, ya que mantienen a sus hijos ocupados y vigilados, mientras éstos aprenden y se divierten.
Para Olimpo Spa, de Gonnet, provincia de Buenos Aires, “la colonia representa el 30% de los ingresos totales del negocio en la temporada de verano”, reconoce Ana Julia Becker, titular del gimnasio. Ana Broglia, coordinadora del gimnasio Jockey Club, de Córdoba, señala por su parte que además de generar ingresos “la escuela de verano brinda la posibilidad de sumar a toda la familia” a través de los niños.
No obstante, las empresarias consultadas coinciden en que llevar adelante con éxito esta unidad de negocio requiere una planificación previa, que involucra principalmente la adecuada selección del personal: profesores de educación física, guardavidas, estudiantes avanzados de carreras afines y, en algunos casos, también maestras.
Asimismo, se deben preparar los contenidos y las actividades que se dictarán. La colonia de verano comienza a mediados de diciembre –según al receso escolar– y se extiende hasta fines de febrero. El rango de edad de los niños que asisten varía entre 2 y 13 años.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>