Noticias

El caso de un empresario del Fitness que envasó los servicios que ofrece su gimnasio

Luis Moroni es uruguayo, profesor de educación, y empresario del fitness hace más de dos décadas. Actualmente es titular de la red de gimnasios femeninos Aerobics de Montevideo, que cuenta con tres unidades de 1.000 m2, a las que asisten más de 5.000 socias por mes.

Meses atrás, Moroni pensó en envasar un mes de actividad física en un atractivo packaging que pudiera ser ofrecido en varios puntos de venta, fuera del gimnasio. “Hay miles de mujeres pensando en hacer gimnasia, porque el médico las mandó o porque los maridos les insisten, y ellas lo piensan, pero no hacen nada”, explica.

“Al ‘envasar’ nuestro servicio –prosigue- lo transformamos en un producto tangible, que se puede vender en peluquerías, farmacias, o supermercados. Así aprovechamos el comportamiento compulsivo de quien está en la góndola y toma un paquete de arroz, uno de azúcar y uno de gimnasia. No están pensando en un gimnasio pero lo compran, para si mismas o para regalar, porque está ahí, al alcance de su mano”.

Esta acción resultó para Aerobics, en dos oportunidades, una fuente de prospección masiva, ya que las empresas aliadas fueron las encargadas de difundir en sus puntos de venta la promoción. “Nos dio la oportunidad de desmotrarles a muchas mujeres que podemos ofrecerles un servicio que les hace bien”, señala Moroni.

La primera vez Aerobics encaró esta acción con una popular tarjeta de crédito. “Cada vez que compraba con la tarjeta, la gente recibía puntos que después podía cambiar por un mes de gimnasia, una cafetera, o un juego de sábanas. Paso siguiente la tarjeta nos reintegraba el valor de la mensualidad vendida”, explica. Así Aerobics generó 500 nuevas socias en los 6 meses que duró la promoción.

En una segunda instancia, Aerobics realiza aún hoy una acción similar con una red de cobros. “La gente paga sus facturas y cada tantos miles de pesos recibe puntos que luego puede canjear por viajes, chocolates, vinos, o un mes de gimnasia”, explica Moroni. A diferencia del primer caso, esta empresa reintegra a Aerobics 50 por ciento del valor de la cuota. Setecientas mujeres ya compraron bajo este sistema.

Actualmente, Aerobics está negociando con cadenas de supermercados y redes de farmacias la posibilidad de replicar con ellas el sistema de tarjetas de puntos para ofrecer en sus góndolas el mes de gimnasia embasado. Habrá que esperar los resultados.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>