Noticias

Cómo potenciar la inversión que los gimnasios hacen en camas solares

Las camas solares tienen cuatro partes vitales que requieren mantenimiento:

1) Limpieza interna del equipo
Normalmente el equipo trabaja con gran cantidad de aire para poder refrigerar los tubos, por lo que dicho flujo acarrea el polvo del ambiente depositándolo como una fina capa, imperceptible a la vista, en lámparas, tubos, paletas de ventiladores, etc.

Esta suciedad tapa las fuentes emisoras de luz ultravioleta (Uv), haciendo que los tubos irradien hasta 30 por ciento menos, disminuyendo el rendimiento del equipo. Ante esta situación, es conveniente limpiar tubos y lámparas, al menos una vez por mes.

2) Reemplazo de tubos y características de los mismos
Los tubos Uv poseen una duración determinada: desde 300 hasta 1000 horas de uso, por lo que es necesario reemplazarlos cumplido su período. Sin embargo, es recurrente que el cambio se realice sólo cuando éstos dejan de funcionar y se queman, sin tener en cuenta su vida útil. ¡Error!

Según el equipo que posea, tendrá que prestar atención al tipo de tubo que utilizará. Por ejemplo, si tiene un aparato que está fabricado para usar tubos de 100 watt (W), se puede potenciar el mismo utilizando modelos de 100 W con mayor emisión de Uv tipo B (la que permite un bronceado más profundo).

3) Cambio periódico de lámparas faciales
Las lámparas faciales son diferentes a los tubos, porque son denominadas de alta presión, es decir, poseen un filtro de vidrio azul indispensable para que su funcionamiento no dañe el rostro, que debe ser reemplazado en el término de las 800 horas aproximadamente.

Una vez cada 15 días, es importante limpiar este filtro y la parte reflectora de chapa del conjunto facial, dado que es el sector del equipo que más polvo recibe y que menos broncea cuando se acumula suciedad. Además, se debe tener la precaución de no tocar el bulbo de la lámpara cuando se efectúa el procedimiento.

4) Verificación de ventiladores
La maquina utiliza varios ventiladores, cuya función es mantener la temperatura estable de los tubos y de las lámparas. Una correcta ventilación permite que los primeros trabajen con la temperatura adecuada y emitan la máxima cantidad de luz ultravioleta. Una mínima variación en la ventilación (producto del exceso de tierra o del desgaste) reduce el rendimiento entre 20 y 30 por ciento.

Otros factores a considerar son: la limpieza de las paletas y la verificación de las revoluciones del motor. En el caso de los ventiladores de los equipos faciales lo primordial es el mantenimiento del filtro de vidrio azul. Su rotura o mal funcionamiento puede provocar daños a los clientes; y la reposición de esta pieza afecta su bolsillo. Se trata del repuesto más caro del equipo, su valor ronda los 250 dólares.

(*) Titular de Sun Express S.R.L, integrante del grupo Silver Solarium Express.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>