Noticias

Cada vez hay más gimnasios en Mar del Plata, pero la estacionalidad del negocio se hace notar

El entorno placentero, cordial y energizante que brinda el mar, ayuda sin dudas a que la gente en ciudades de la costa sea más propensa a cuidar su salud y calidad de vida, haciendo actividad física. Esta afirmación se extrae de lo manifestado a Mercado Fitness por algunos propietarios y encargados de gimnasios de Mar del Plata.
La situación actual del mercado marplatense, en términos generales, es considerada buena. Los consultados coinciden en que, en esta ciudad de 700 mil habitantes, existen alrededor de 300 gimnasios. “Somos muchísimos. Cualquier inversor, sin hacer ningún estudio previo, monta un gimnasio y después se tiene que arremangar para recuperar su inversión”, explica Ariel Caltabiano, titular de Squat Gim.
Esto es tal vez consecuencia del crecimiento que ha experimentado la demanda de actividad física por parte de la población. Según Daniel García, dueño de Flex Gym, “la demanda subió mucho desde la crisis”. En esta línea agrega: “Año tras año estamos teniendo entre 20 y 25 por ciento más de gente. Es notorio sobretodo el aumento en el segmento de mayores de 40 años de edad”.
Según los testimonios recogidos, el pico de matriculaciones ocurre de agosto a noviembre y después comienza a descender bruscamente. “En la costa, agosto es un mes fuerte porque por el frío y la brisa, la gente busca refugios para hacer gimnasia y prepararse para el verano. Pero diciembre ya es malísimo”, asegura García.
Sucede que durante los meses de verano los marplatenses prefieren la playa y las actividades al aire libre par ponerse en forma. “Los únicos gimnasios que funcionan bien en la temporada son los ubicados en zona céntrica, que es donde están los turistas hospedados en hoteles”, explica García.
Según los empresarios consultados, los problemas que enfrentan como propietarios de gimnasios son principalmente dos: los bajos precios de las cuotas y la escasa de profesionalización del sector. “Mar del Plata tiene muy buenos gimnasios, pero el valor de las cuotas no está acorde al servicio que ofrecemos”, resume Caltabiano.
Al respecto, Sergio Magnani, propietario de Mares Club Fitness Center, dice: “Algunos llegan a cobrar 15 pesos la cuota y eso es una locura”. Esta situación de alguna manera conlleva otro problema que es “el bajo de nivel de salarios que perciben los profesionales del rubro”. Sobre el tema García opina: “Deberíamos pagarles mejor a los profesores pero no podemos porque las cuotas son muy bajas”.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>