Expertos

En la temporada 2007-2008 de la NBA, el equipo Boston Celtics cambió su histórico grito de “one, two, three… Celtics” por “one, two, three… UBUNTU”. Les contamos por qué.

Un antropólogo propuso un juego a niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y les dijo que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas. Pero cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos. Inmediatamente después se sentaron todos juntos a disfrutar del premio. Cuando él les preguntó por qué habían hecho eso, ellos le respondieron: Ubuntu.

Ubuntu es una actitud filosófica que ha prevalecido entre los nativos del  sur de África, que surge del dicho popular umuntu, nigumuntu, nagamuntu, que en zulú significa “una persona es una persona a causa de los demás”. En la cultura Xhosa, Ubuntu significa: “Yo soy porque nosotros somos”. Esta mística es capaz de transformar a un conjunto de personas en un equipo sólido, comprometido con una causa, capaz de lograr resultados inimaginables.

Porque en la vida, todo lo que logramos depende de nuestras relaciones con los otros. Si desarrollamos vínculos de calidad, en términos de confianza, y luego los cuidamos y ampliamos, podemos juntos expandir el límite de lo posible. Ubuntu es un enlace universal que nos conecta con los demás. Somos todos miembros de una gran familia. Como humanos, en algún punto, somos todos hermanos, padres e hijos. Estamos conectados.

Y como estamos conectados, una persona UBUNTU se alegra cuando algo bueno le sucede al otro, disfruta de los logros de sus compañeros y los anima a perseguir sus sueños. Los apoya, no los cela. Los reconoce, no los critica. Está abierta y disponible para los demás. No se siente amenazada por el éxito de los otros, porque está segura de sí misma ya que sabe que es parte de un gran todo que sufre cuando los otros son humillados o ignorados.

De la dependencia a la sabiduría
Cuando nacemos, somos puro SER Dependiente. Dependemos que otros nos hagan, nos cuiden, nos alimenten. Hoy en las empresas, solemos ver muchas veces a empleados que actúan

desde este rol dependiente: no se mueven sin que su jefe se los diga. No opinan sin que se les pregunte. No emprenden sin que se los empuje.

Pero cuando crecemos, pasamos al HACER por el anhelo de SER IN-dependientes. Entonces nos revelamos y queremos romper las reglas. Que nadie nos diga cómo hacer las cosas.

Buscamos aprender a valernos por nosotros mismos y lograr las cosas que deseamos.

Pero al madurar aún más, sentimos la necesidad de SER INTER-dependientes. Porque comprendemos que solos no podemos lograr todas esas cosas que queremos. Recién entonces nos damos cuenta de que “somos con los demás” y empezamos a entender la importancia de las relaciones y a pensar en equipo. Esto es, para mí, sabiduría.

Guido Samelnik es Graduado en Marketing (FAECC). Coach Profesional, especializado en Liderazgo y Diseño Ontológico (ICP). Director de GL Health & Coaching / guidosamelnik@glcoaching.com.

Texto publicado en la edición Nro. 56 de la revista Mercado Fitness – Año 2009 – Enero / Febrero



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>