Expertos

De poco sirven los avances tecnológicos en cuanto a equipamientos para gimnasios si los profesionales del deporte, encargados de atender a los clientes, no avanzan paralelamente en la actualización de sus conocimientos.

En los últimos tiempos la actividad física se ha transformado en un pilar básico de la salud y de la prevención de enfermedades, tanto en el área cardiovascular como en la osteoartículomuscular. Ha beneficiado también las áreas metabólica, infecciosa, inmunitaria y hasta la esfera psicoemocional.

Los gimnasios e instituciones deportivas que históricamente habían contemplado el servicio médico como un complemento necesario, hoy en día observan este tema con creciente interés, sobre todo, en función de la demanda de control por parte de los usuarios y del mercado en general.

En la actualidad, las empresas que diseñan y comercializan equipamientos para gimnasios también cumplen un rol importante, ya que cada vez más las nuevas tecnologías deben adaptarse a la mecánica de los movimientos para hacer de cada ejercicio una práctica bien anatómica y natural.

Tanto es así que en la actualidad muchas máquinas de fuerza vienen con ilustraciones que muestran al usuario la forma correcta de ejecución del esfuerzo, dejando librado al especialista que coordine y supervise el plan, la adecuación progresiva de la carga.

Si bien los nuevos diseños toman en cuenta y estudian anatómica y biomecánicamente los movimientos musculares y articulares, sin duda debe haber un acompañamiento en el recurso humano que los interpreta.

De nada sirve la tecnología de última generación si del lado del operario no hay un conocimiento acabado de cómo utilizar la información. Por ello, el avance tecnológico requiere en forma paralela de una alta capacitación y actualización permanente de los profesionales del deporte.

En lo que se refiere al área cardiovascular (cintas de correr, bicicletas, remos, etc.) el panorama es parecido. Cada vez más, los fabricantes incluyen programas de control de frecuencia cardíaca y estimaciones calóricas, entre otras, que ayudan a desarrollar los trabajos dentro de ciertos márgenes de seguridad, lo que plantea un primer control.

Sin embargo estos displays no suplantan al médico y deben ser interpretados como un control standard que, quien esté a cargo de la programación deberá ajustar y personalizar al usuario.

Indudablemente en medicina y tecnología estamos frente a una nueva era de desarrollo. Los deportistas de alta competencia apuntan a la mejoría del rendimiento y los deportistas recreacionales buscan mejorar su calidad de vida. En ambos, el fin último es cuidar la salud y el gimnasio les será de inestimable ayuda para conseguir ese objetivo.

Osvaldo Jarast es médico cardiólogo especializado en medicina del deporte. Director de CardioFitness, Deporte, Nutrición y Salud. jjarast@intramed.net

Texto publicado en la edición Nro. 10 de la revista Mercado Fitness – Año 2005 – Mayo / Junio



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>