Expertos

Este estilo de liderazgo se enfoca en las personas, ya sean éstas colaboradores o clientes, porque considera que el éxito de una empresa o equipo de trabajo depende, en gran medida, de las relaciones que se establezcan entre esas personas.

En tiempos de incertidumbre como los actuales es cuando más necesitamos de líderes que nos animen a mirar el futuro con esperanza y energía positiva, con el fin de sostener a las organizaciones y que nos den la oportunidad de ver que hay luz al final del camino.

El liderazgo humanizado tiene en cuenta la importancia de las emociones en la vida de las personas que integran cada organización, temas que Daniel Goleman trata en su libro La inteligencia emocional en la empresa. Son líderes humanizados aquellos que desarrollan su inteligencia emocional para contagiar e inspirar a los demás.

Un liderazgo humanizado considera que en toda empresa, grupo o equipo trabajo formamos una comunidad y giramos en torno de ella. El liderazgo debe ejercerse desde la persona y va dirigido hacia las personas. Este razonamiento tan sencillo de expresar y tan complicado de llevar a la práctica es el que fundamenta este estilo de liderazgo.

Robert Spaemann, en su obra Ética: cuestiones fundamentales, define a la persona, resaltando lo común y lo particular, la realización, cómo se constituye ésta, y dice: “Ser persona es realizar la esencia humana con total novedad”.

¿Qué distingue el liderazgo humanizado?
– Que lo ejercen personas de carne y hueso. Cualquiera puede llegar a ser líder.
– La capacidad de enseñar a los demás. El líder humanizado o humanista es docente, educa a los demás, particularmente con el ejemplo.
– La práctica del liderazgo individual se manifiesta en la responsabilidad de todas las personas que integran el grupo. La capacidad para ilusionar a la gente. La motivación.
– La capacidad de cambio. Antropológicamente, el hombre es un ser dinámico, en constante movimiento.
– El líder humanizado se sabe prescindible. Y entiende que la inteligencia emocional es útil en tiempos de bonanza pero imprescindible en tiempos de crisis.

El liderazgo humanizado se enfoca en las personas, ya sean éstas colaboradores o clientes. Y en gran medida, el éxito que obtenga una empresa tendrá que ver con la manera en que se establezcan las relaciones entre esas personas.

También hay cualidades fundamentales que un liderazgo humanizado tiene que concretar a diario y éstas se sintetizan en las “7 C”: coherencia, convicción, credibilidad, confianza, comunicación, compromiso y conciencia.

Finalmente, agrego coraje para llevarlo a cabo y carácter consolidado, que no quiere decir carácter fuerte sino firme, capaz de expresarse con autoridad.

Este nuevo liderazgo humanizado ve a las emociones como integrantes del razonamiento, de la solución de problemas y de la toma de decisiones. Tanto el conocimiento como las emociones son entendidos como complementarios en la vida de las personas y en la de las organizaciones.

Juan Manuel Alborés es Contador Público (UBA). Lead Assessor en Sistemas de Calidad sobre la base de las normas ISO serie 9000.  Director titular de JMA Consultoría y Capacitación Profesional y Personal, dirigida a empresas industriales, comerciales y deportivas. jumalbores@yahoo.com.ar

Texto publicado en la edición Nro. 41 de la revista Mercado Fitness – Año 2010 – Julio / Agosto



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>