Expertos

Una de los errores más frecuentes, cuando se trata de averiguar sobre buenas alternativas de negocios, es considerar que el crecimiento de una red de locales, bajo una misma marca, es por sí un síntoma de éxito y rentabilidad.

Si bien esa circunstancia es un buen indicador, que muchas veces puede ser la consecuencia de una agresiva comercialización, tal expansión no es necesariamente sinónimo de sustentabilidad en el concepto, de solidez en la empresa “madre”, ni de buen funcionamiento de la totalidad de los negocios de la cadena.

“Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia”, dice Lito Nebbia desde una de sus canciones. O, en otras palabras, siempre hay que tratar de ver “la otra cara de la historia”, y no caer en el triunfalismo fácil de que lo extendido es necesariamente bueno.

Para que podamos hablar de éxito, debemos verificarlo en todos o la aplastante mayoría de los componentes de cada red de negocios, porque de lo contrario, podemos ser la víctima en esa estadística de “triunfos mediáticos”.

Es sabido que el “sueño americano” local parte de historias de pequeños emprendedores devenidos grandes empresarios. Y aunque algunos logran importantes progresos, muchos otros, cuyas historias no siempre son relatadas, se quedan en el camino.

Rumbo al éxito
¿Cómo formar parte de los “ganadores”? La respuesta es sencilla, aunque el camino al éxito no lo sea.

En primer lugar, hay que investigar bien el mercado. Luego actuar profesionalmente, “paso a paso” (Merlo dixit). Establecer metas y objetivos, y dirigirse hacia ellos, con firmeza, pero con cuidado.

También hay que formar un buen equipo, que participe de los valores fundamentales y respete las consignas trazadas. Poner pasión y amor hacia lo que se hace. Y complementarlo con inversión –a la medida de las posibilidades de cada uno- y, por qué no, con buenas dosis de suerte.

Y, por supuesto, condimentar generosamente con esfuerzo y aguante, ya que después de todo nadie nos prometió un jardín de rosas. Así que ahora que hemos reseñado algunas de las claves para el éxito, es bueno mirar con ojos críticos los casos de triunfos que exhiben los medios, detrás de los cuales se esconden miles de pequeñas historias, de “gente como uno”.

Después de todo, hay quienes ven las estrellas y están los que terminan estrellados. Pero en un país donde nos acostamos ricos y nos levantamos pobres, o a la inversa, lo peor que podemos hacer es bajar los brazos. Por supuesto, si querés llorar, llorá. Pero “si llorás porque has perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”.

Jorge Bliman es director General de Franchising Advisors y Presidente de la Unión Argentina de Franquicias / bliman@franquiciaweb.com

Texto publicado en la edición Nro. 13 de la revista Mercado Fitness – Año 2005 – Noviembre / Diciembre 



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>