Expertos

Realizar búsquedas bajo presión y con poco tiempo, guiarte en la elección del candidato únicamente por tu parecer sin ponerte en el lugar de tus clientes, no cerciorarte de los conocimientos del postulante, y proceder a contratar sin haber hecho antes una prueba.

La gestión de los recursos humanos es una labor muy compleja y es imposible acertar con nuestras decisiones el 100% de las veces. Pero si recurrentemente te encuentras en la situación de haber contratado a una persona que no está cubriendo tus expectativas, entonces es más que probable que seas tú quién no está haciendo bien las cosas.

Existen una serie de errores comunes en los que cae la inmensa mayoría de los gestores de instalaciones deportivas por pura inercia. Son de muy fácil solución y te garantizo que notarás una mejora inmediata en el resultado de tus decisiones de contratación.

1. Realizar la búsqueda bajo presión.

Éste es sin duda el más común de todos los errores. No sólo es un error en sí mismo, sino que es desencadenante de muchos otros. Nuestra búsqueda de personal debe ser constante. Debemos saber en todo momento que tenemos una variedad de profesionales competentes a una llamada de distancia.

Si sólo buscas cuando te hace falta, la presión de la necesidad nublará tu juicio y provocará que te aferres a la primera persona que aparente cubrir esa necesidad. Mi recomendación es que te reserves uno o dos días al mes para hacer entrevistas con posibles candidatos.

2. No ponerse en la piel del cliente

Tenemos la costumbre de darle demasiado valor al juicio “me cae bien” o “me cae mal”. Estamos de acuerdo en que es bueno que la persona te caiga lo mejor posible, pero… ¿no es más importante que le caiga bien a tus clientes? Tu sabes el perfil de tus socios y en ese perfil debes pensar para preguntarte si el candidato encajará bien en el puesto o no.

¿Se comunica como mis socios? ¿Su imagen es la que mis socios consideran adecuada? ¿Tiene el nivel de “energía” que necesitan mis socios? Recuerda que somos una empresa de servicios: no basta con tener el conocimiento técnico para el puesto, también hay que tener en cuenta el resto de los factores que afectan a dicho servicio.

3. No cerciorarse de sus conocimientos

Contratas a un instructor de sala por ejemplo y a los 15 días te empiezan a llegar quejas de sus rutinas. Las compruebas y son un desastre. Un error tuyo acaba de afectar a la calidad del servicio suponiendo un perjuicio para la experiencia fitness de tus socios y la reputación de tu centro.

Debes asegurarte a ciencia cierta de que es capaz de hacer aquello para lo que necesitas a esa persona. Si te resulta útil, haz la entrevista con tu coordinador, ponle un caso práctico, lo que sea necesario. Si estás buscando una persona para un puesto en el que tenga que soportar presión, sométele a presión en la entrevista y observa cómo se comporta.

Tienes su curriculum, ¿por qué no llamas a los gimnasios en los que ha trabajado antes y preguntas por su desempeño? No siempre hay que tomar al pie de la letra las referencias, pero sirven de indicador junto a tu juicio.

4. Contratar sin prueba

Este error es insalvable si cometes el primero. Antes de entrar a trabajar, tu candidato debe ir unos días a tu centro a demostrar que es apto para el puesto y darte tiempo a ti para juzgar cómo trabaja en el día a día. Hay muchas cosas que no se ven en unos días, pero muchas otras sí se hacen evidentes. Él seguro que está dispuesto, tu te ahorrarás dolores de cabeza pero, sobre todo, no pones en riesgo la calidad del servicio de tu gimnasio.

Sergio Serrano González es director de Brandominus, agencia de publicidad y marketing online especializada en sector fitness. Consultor de instalaciones deportivas en comunicación y marketing. sergio.serrano@brandominus.com

Texto publicado en la edición Nro. 63 de la revista Mercado Fitness – Año 2014 – Marzo / Abril



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>