Expertos

Hace cinco años se produjo un crecimiento explosivo de gimnasios en Lima pero no sucedió lo mismo con la cantidad de clientes. El incremento en la participación de la gente se ha dado lentamente y recién este año los gimnasios están alcanzando sus metas en ventas, consecuencia también del progreso económico país.

Las ciudades peruanas con mayor presencia de gimnasios son, principalmente, Lima -con 90 por ciento del mercado en cantidad de miembros-, Trujillo y Arequipa. Las principales motivaciones que acercan a la gente a entrenar son: bajar de peso y verse bien, aunque son cada vez más los que buscan su bienestar integral.

Para graficarlo más claramente: 60 por ciento de la gente concurre al gimnasio para mejorar su figura y 30 por ciento lo hace por salud o para sentirse mejor. Antes, la brecha entre estos porcentajes era mayor. El segmento de 25 a 35 años de edad es el más afín al fitness y 60 por ciento del público es femenino.

Las clases de baile y cycling son las más buscadas por los socios. En general, las clases grupales tienen mayor preferencia que la musculación. De hecho, se estima que 70 por ciento de los miembros sólo realiza fitness grupal.

En cuanto a la venta de las membresía, 40 por ciento son planes trimestrales, 20 por ciento semestrales y 30 por ciento anuales. El valor usual de una mensualidad oscila entre los $35 y $40 dólares. Los pagos, 1 de cada 2 veces, se realizan con tarjeta de crédito y el debito automático prácticamente no se estila en el sector.

En cuanto a los proveedores, existen muy pocos fabricantes nacionales de equipamiento y lo que hay, en general, le venden a gimnasios pequeños. Los grandes operadores del fitness peruano prefieren comprar equipos internacionales como Life Fitness, Technogym o Nautilus.

A futuro, hay potencial de crecimiento en el sector pero será necesario un mayor nivel de capacitación y seriedad. Hoy en día, sólo 10 por ciento de los instructores de fitness grupal son profesionales de la educación física y ese porcentaje es apenas un poco más alto entre los entrenadores de pesas.

Fortalezas y debilidades

• Más que fortalezas, existen oportunidades. El bajo porcentaje de penetración es una gran oportunidad para que nuevos operadores se animen a participar del mercado, poniendo el foco en los resultados y en la atención al cliente.

• La gran debilidad es la falta de profesionalismo en el área; muchas personas que trabajan en los gimnasios son jóvenes sin formación ni experiencia que toman esta actividad como un trabajo de paso. Adicionalmente, la mayoría de los gimnasios  compite por “precio” y esto afecta el nivel servicio que se brinda a los clientes.

Kárem Pezúa es ex directora de marketing de Gold’s Gym Perú. Dirige actualmente su propia empresa de consultoría asesorando a diversas empresas de servicios en su país. karempezua@yahoo.com.ar

Texto publicado en la edición Nro. 29 de la revista Mercado Fitness – Año 2008 – Julio / Agosto



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>