Expertos
Como concepto, el “coolhunting” que se originó en el mundo de la moda. En el mundo del marketing, su objetivo es ofrecer a los clientes lo que necesitan antes de que lo pidan.
 
Según un informe de la Unión Europea, Estados Unidos y Europa están sufriendo una transformación similar a la vivida durante la Revolución Industrial. Al pasar de una economía industrial a una economía creativa, la ventaja competitiva ya no reside sólo en los productos y servicios, sino en los diferenciales que las empresas son capaces de crear para sus clientes, lo cual aumenta la competencia por las personas y su talento.
 
La UNESCO se hace eco de la importancia que tiene la diversidad, que no significa sólo que se tolera la diferencia, sino que hay fomentarla y buscarla (coolhunting).
 
Como hoja de ruta para salir a la caza de nuevas ideas, detallamos 10 sugerencias que no pueden faltar en tu mochila de cazador de inspiraciones.
 
1. Sal a la calle: las ideas no van a venir a ti, no se suelen encontrar en las revistas ni en programas de televisión, tampoco en blogs. La inspiración está ahí afuera, no siempre tienes que ir a buscarla expresamente, sino que en ocasiones sólo con ir a hacer tus cosas es suficiente.
 
2. Ve donde nunca irías: las mejores ideas suelen encontrarse donde menos las buscarías. Ve a aquellos sitios, países, ciudades donde nunca hubieras pensado ir, casi donde más te resistas a ir. Visita a tus ‘competidores’ con mente abierta, no comparando cada punto y viendo como ‘tú les ganas’.
 
3. Practica mindfulness: al menos 1 minuto por hora. No pongas etiquetas, debes estar abierto a las diferencias, no intentes convencer a los demás, y déjate convencer más, aunque sea por un instante.
 
4. La curiosidad no mató al gato: alimenta tu curiosidad y da rienda suelta a tu creatividad. Busca oportunidades y recuerda cuando eras niño, habla con niños, quienes aún tienen su curiosidad a flor de piel. Date permiso para imaginar ‘que pasaría si’, y ‘si lo hiciéramos así’. Recuerda que el valor no sólo está en las respuestas sino en las preguntas.
 
5. Licencia para criticar… constructivamente: desafía lo establecido y las expectativas que tú mismo te has impuesto. Alimenta tu espíritu constructivo y date licencia para criticar y hacer del desacuerdo constructivo un valor fundamental. Nunca digas no me gusta o no lo haría así, intenta primero entender por qué se hace así, y luego aporta tu punto de vista.
 
6. Conecta: la mejor manera de encontrar tendencias es llevar al límite la capacidad de combinar y de asociar. Construye ideas sobre las ideas de los demás, para lo cual es imprescindible no apegarse a las ideas propias, y estar abierto a dejar ir tus ideas y ver los primeros pasos no como un fracaso, sino como pasos necesarios en el camino de la creación y la innovación. Como decía Edison: “No he fracasado. He encontrado 10 mil formas que no funcionan”.
 
7. La verdad puede ser incómoda: debes prepararte para tener conversaciones difíciles, para hacer preguntas difíciles y obtener respuestas inesperadas que suelen ser incómodas – de hecho cuanto más incómodas, mejor, porque nos sacan de la zona de confort. Empezando por ti. Las preguntas no sólo son para tener las respuestas esperadas, sino algunas inesperadas, y para generar nuevas preguntas.
 
8. No siempre sale a la primera: la perseverancia y la resiliencia son el oxígeno de la innovación, no darse por vencido y asumir que el fracaso y el error son parte del camino innovador. Acepta la posibilidad de que un gran porcentaje de iniciativas no van a funcionar. “Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en habernos levantado después de cada caída”. Confucio
 
9. Sólo sé que no sé nada: entiende la valentía en un sentido más amplio, como la posibilidad de ser diferente, y la comodidad con la aceptación de la propia ignorancia o de las mejores ideas de otras personas. A esto lo llamo valentía humilde: grandes dosis de humildad para abrazar el riesgo que requiere valentía y también humildad entendida como reconocer las virtudes y los límites de uno mismo.
 
10.  Aprende por minuto: salir de la zona de confort implica estar en la zona de aprendizaje y el aprendizaje continuo está basado en el 70-20-10 (día a día, relaciones y formación formal) para ensanchar el pensamiento y proporcionar referencias para afrontar situaciones difíciles y ambiguas.  Así que aprende de cada instante, porque de los errores se aprende, pero también de los éxitos.
 
Montse Ventosa es Presidenta de la Fundación Truthmark | www.truthmark.org
 
ESTE ARTÍCULO ES GENTILEZA DE LA REVISTA BODY LIFE | www.bodylifespain.com
 
Texto publicado en la edición Nro. 70 de la revista Mercado Fitness – Año 2015 – Mayo / Junio.



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>