Expertos

No todos los modelos de estudios calificados de boutique encajan dentro de este tipo de negocio, que crece en todo el mundo. Lean este artículo y entiendan la diferencia.

Hay un nuevo tipo de negocio en el segmento de gimnasios que atrae un perfil de consumidor más exigente. Se trata del modelo boutique, cuya participación en el mercado internacional creció del 21% en 2014 al 42% en 2015, según datos de IHRSA, una entidad con sede en Boston, que reúne a gimnasios de todo el planeta.

Ni siquiera en Brasil, el segundo mayor mercado mundial de gimnasios, con más de 30 mil establecimientos, el concepto boutique no siempre es bien comprendido. “Hay quienes confunden a los estudios de nicho con los gimnasios boutique”, remarca el consultor Luis Amoroso. “Eso se debe a que ambos modelos, en general, tienen espacios reducidos, de 200 a 600m2, y ofrecen una o dos actividades específicas”.

Pero el concepto boutique es más amplio. Según Amoroso, hay que considerar otros factores: como los servicios exclusivos y diferenciados, vinculados con la atención, la metodología de entrenamiento, los mimos que reciben los clientes y la decoración del local. Todos esos factores hacen que los usuarios tengan una experiencia única. “Esa experiencia, nunca antes vivida, define a un gimnasio boutique”, remarca Amoroso.

Inaugurado a fines de 2014, en la zona de Jardins, en San Pablo, Brasil, Les Cinq Gym es hoy uno de los que mejor define el concepto boutique. Este gimnasio, que cobra una cuota de $7000 pesos por mes, atrae a personas saturadas del modelo de servicios ofrecido por los gimnasios convencionales. En Les Cinq Gym hay un entrenador cada cuatro clientes y es el único gimnasio de la región patrocinado por Nike.

Con 2000m2 distribuidos en cuatro plantas, con una decoración osada, este gimnasio fue ambientado por el diseñador Kiko Sobrino. Algunos de los muebles de la recepción son alemanes, el revestimiento de la pared de entrada es de Murano y el mostrador de la recepción tiene piedra de ónix, traída de Indonesia. Cerca de la escalera que da acceso al primer piso, hay un panel fotográfico de tres metros, creado por el artista plástico Israel Macedo, denominado “Move”. Esta obra simboliza el movimiento y tiene como referencia el trabajo del pintor, escultor y poeta francés Marcel Duchamp.

Los vestuarios tienen clima de spa, con inspiración en playas y cascadas. El piso, por ejemplo, es de piedra natural. En el vestuario femenino, hay un espacio de maquillaje y todas las clientas tienen a disposición productos de higiene y belleza de la marca Granado. En la sala de musculación hay agua mineral, frutas y toallas frías. Los cerca de 50 equipamientos –tope de línea de Hammer Strength y Cybex- están en esa área y el primer piso, dedicado al trabajo cardiovascular, fue equipado por Life Fitness. Los aparatos de musculación, de color arena y negro, son exclusivos de Les Cinq Gym.

La sala de musculación tiene un “anfitrión de fitness”, algo inédito en el país. Son jóvenes bien entrenados y de buena apariencia, que conocen el funcionamiento y las actividades del gimnasio. Ellos están ahí para recibir y orientar a los usuarios en la búsqueda de la clase o el entrenamiento ideal. “Con esa iniciativa, queremos mimar aún más a nuestros socios, para que ellos se sientan cómodos y alcancen los resultados deseados”, dice el personal trainer Rodrigo Sangion, propietario de Les Cinq Gym.

Modelo store in store
Aunque ofrezca varias actividades y cuente con un espacio más grande que el que usualmente tienen los gimnasios boutique, Les Cinq Gym no escapa de ese concepto. Esta empresa tan solo adaptó el modelo a otro tipo de negocio: el de store in store que puede ser traducido, en el caso de un gimnasio, como la inclusión de varias actividades de vanguardia dentro de un mismo ambiente. O sea, Les Cinq Gym tiene varias boutiques dentro de sus instalaciones. Ejemplo de eso son las clases de QCycle, QZone y QBody, que atraen a grupos específicos de usuarios en un horario determinado.

QCycle es un paquete de clases de ciclismo indoor que tiene como punto de partida una moderna tecnología basada en el sistema irlandés Spivi. La idea es traer a la sala de clases grupales la experiencia del ciclismo al aire libre, con monitoreo del rendimiento individual que se proyecta en la pantalla al frente de las bicis, promoviendo así una especie de competencia que motiva a los usuarios. Quien pedalea más, va adelante, aun cuando la competencia no sea algo primordial.

QZone es un entrenamiento intervalado de 60 minutos para 12 clientes, como máximo, que utiliza aparatos y accesorios como cintas de trote, remos, pesas, TRX, cajones de salto y steps. El objetivo es ofrecer una actividad que también motive y que sea de alta intensidad – hay picos de hasta 20 minutos de ejercicios que trabajan por encima del 80% de la frecuencia cardíaca máxima-, con el objetivo de mejorar la condición física, promover la pérdida de grasa y la definición muscular.

“Como es imprescindible monitorear el ritmo cardíaco para alcanzar los resultados deseados, los usuarios reciben monitores que transmiten a la pantalla los datos de cada uno”, explica Sangion. Un agregado más de esa clase es que el ambiente cuenta con iluminación proyectada por el MoMa (Museo de Arte Moderno), de Nueva York. El juego de luces ayuda a socios a identificar el nivel de esfuerzo que es requerido en cada momento de la clase. Por ejemplo, la luz ambiente azul significa que el nivel de esfuerzo es más suave, pero la luz oro indica que el trabajo debe ser intenso, con una frecuencia cardíaca que puede alcanzar hasta el 91% del límite máximo.

QBody utilizar la tecnología XBody, “un moderno aparato de electroestimulación que llegó a Brasil a fines de 2016 y que activa –según Sangion- 350 músculos en forma simultanea”. La propuesta con este servicio es tonificar la musculatura, proporcionando más fuerza y aumento de la masa magra, además de reducir la grasa corporal, combatiendo incluso la celulitis. Según Sangion, “aun cuando se estimulen varios músculos al mismo tiempo, la máquina puede ser programada para dar énfasis mayor al grupo muscular correspondiente al ejercicio que se está realizando”.

Obviamente, por ofrecer estos servicios únicos y una atención especial, los llamados gimnasios boutique cobran un precio superior al de los convencionales. Pero nada que no pueda ser pagado por aquellos que realmente buscan algo diferente. “De cualquier forma, según todo indica, el precio no es un factor restrictivo cuando se trata de una experiencia única, razón por la cual Les Cinq Gym iniciará su plan de expansión con la próxima apertura de nuevas unidades”, adelanta Amoroso.

Luis Amoroso es consultor de clubes deportivos y gimnasios. Ha dictado más de 30 seminarios desde 1998 y ha desarrollado 35 proyectos de consultoría desde 2001 en todo Brasil. luis@lamoroso.com.br

Texto publicado en la edición Nro. 84 de la revista Mercado Fitness – Año 2017 – Septiembre / Octubre



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>