Expertos

Investigadores norteamericanos concluyeron, tras años de estudios, que los gerentes más eficaces combinan dos cualidades: foco y energía. Tienen en claro lo que se proponen y administran bien su tiempo. Pero son una minoría.

Los gerentes suelen decir que el recurso más escaso es el tiempo. Dedican horas a encarar reducciones de costos y a derrotar nuevos competidores, actividades que no les dejan momentos libres para la reflexión. No hay duda de que estos viven bajo una enorme presión y de que tienen demasiadas tareas pendientes.

Una investigación norteamericana sugiere que los gerentes muy atareados tienen dificultad para concentrarse en los objetivos de largo plazo, y que sólo una minoría reúne las condiciones requeridas para un desempeño eficaz.

Foco y energía
Tras observar a innumerables gerentes durante años, los investigadores llegaron a la conclusión de que los más eficaces combinan dos cualidades: foco y energía. Foco significa atención concentrada, capacidad de orientarse hacia una meta y de no descansar hasta alcanzarla.

Los gerentes con buen foco no se sienten obligados a responder automáticamente a todas las cuestiones que se les cruzan en el camino, pues prefieren que nada los distraiga en la búsqueda de sus objetivos. Saben qué quieren lograr, estudian sus opciones antes de decidir el curso de acción.

Energía significa vigor alimentado por un intenso compromiso personal. Es lo que impulsa a realizar el esfuerzo necesario para enfrentar las cargas de trabajo adicionales y cumplir con los plazos. Si colocamos estas dos características en una matriz, se configura la siguiente estructura, conformando cuatro grupos de gerentes:

Los Dilatadores: Aproximadamente 30 por ciento de los gerentes estudiados carecía tanto de foco como de energía. Cumplen con esmero las tareas rutinarias pero se sienten inseguros y temen fracasar. Fallan a la hora de tomar la iniciativa. La dilación depende de la personalidad y también de factores organizacionales.

Los Desmotivados: Un 20 por ciento de los gerentes pertenece a la categoría de los desmotivados. Su foco es alto pero tienen un bajo nivel de energía. Abordan su trabajo con indiferencia, se rehúsan a tomar medidas aún cuando sean necesarias. Manejan sus emociones aislándose y haciendo lo mínimo, lo cual empeora la situación.

Los Ansiosos: Más de 40 por ciento de los ejecutivos estudiados integra la categoría de los ansiosos. Son bien intencionados, con alta energía, pero desenfocados, que confunden movimiento frenético con acción constructiva. Se sobrecargan de compromisos y participan de varios proyectos a la vez.

Los Determinados: Sólo 10 por ciento de los gerentes posee determinación, lo que significa que son altamente energéticos y con foco también alto. Tienen en claro lo que se proponen y administran bien su tiempo. Hacen un esfuerzo mayor que los demás y eligen sus objetivos con cuidado.

El desafío
Una propuesta ambiciosa es tratar de evitar que los gerentes pierdan energía o foco, o ambas cosas. Esto implica prestarle más atención a la forma en que cada gerente percibe el significado de su trabajo: ¿cuáles son los desafíos que enfrenta y con qué margen de autonomía cuenta? Esto sólo puede lograrse con el compromiso, la supervisión y una visión de alto nivel.

El foco y la energía son, sin duda, características personales, pero las organizaciones pueden hacer mucho para realzar esos rasgos en sus gerentes. Los líderes pueden modificar la conducta dentro de sus empresas, liberándolas de procedimientos formales y eliminando tareas que solo procuran mantener a la gente ocupada.

Con una excelente metáfora, el escritor francés y piloto en la Segunda Guerra Mundial, Antoine de Saint-Exupéry, les indicó a los ejecutivos el rumbo correcto: “Si quieren construir un barco, no les pidan a los hombres que vayan al bosque a buscar madera, la corten y luego claven las tablas. En vez de hacer eso, enséñenles a anhelar el mar”.

Este “anhelo del mar” proviene, en el caso de los gerentes, de dos fuentes: un desafío significativo y una elección personal. Si combinamos el desafío y la elección con una intensa sensación de urgencia, habremos avanzado mucho en la creación de una receta para el éxito en los gimnasios.

Ana Laura Castro es licenciada. Directora de Fitmental y Escuelas NEF Especialista en Marketing y Gestión de Recursos Humanos. www.fitmental.com.ar / anacastro@fibertel.com.ar

Bibliografía: “Beware the Busy Manager”, por Heike Bruch y Sumantra Ghoshal. Harvard Business School Publishing, distribuido por New York Times Special Features.

Texto publicado en la edición Nro.15 de la revista Mercado Fitness – Año 2006 – Marzo / Abril



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>