Expertos

Vigilar su postura, ser proactivo, llamar a los clientes por su nombre y estudiar mucho para estar seguro de sus saberes son los pilares para el buen desempeño de un instructor.

Los instructores de sala juegan un rol fundamental en la calidad del servicio que presta un gimnasio a sus clientes. La postura que adoptan, su actitud en la sala, el tipo de relación que tienen con los socios y sus conocimientos técnicos son centrales en su desempeño.

A continuación, comparto 5 consejos que todo propietario o gerente de un gimnasio debería transmitir a sus instructores y repasar a diario con ellos para que no los olviden y para que éstos logren convertirse en auténticos líderes de la sala de musculación y cardio:

Vigilar la postura. Es común ver a los instructores apoyarse en las máquinas, cruzarse de brazos o tener las manos en los bolsillos mientras están conversando o dándole una indicación a algún socio. Pues deben estar muy atentos a esto, ya que una postura así no denota calidad en la atención y tampoco es una actitud propia de buen profesional.

Si el instructor adopta esa postura corporal, nadie va a acercarse a él para preguntarle nada. Por el contrario, debe tomar una postura correcta para que la gente perciba que él está allí para ayudar en todo momento y que no se va a molestar si alguien le pregunta algo.

Ser proactivo, no reactivo. Imagina que tu madre entra al gimnasio con su ropa deportiva nueva, que compró en oferta, y se topa con una inmensidad de máquinas que nunca había imaginado que podían existir. Imagina que reúne el coraje suficiente para acercarse al instructor y decirle que es su primer día y que quiere una rutina de ejercicios.

Y cuando tenga ese papel en la mano, que le parecerá escrito en servo-croata, no se animará a ir al instructor a preguntarle, por vergüenza. Pues bien, el instructor no debe ser reactivo/a y esperar a que vengan a preguntarle, pues puede que no se atrevan nunca a hacerlo. Debe ser proactivo/a e ir él hacia el socio para ofrecerle su ayuda y hacerlo sentir cómodo.

Llamarlos a todos por su nombre. Aunque haya muchos socios en el gimnasio, éstos suelen concurrir siempre en las mismas franjas horarias, de modo que el instructor ve casi siempre a las mismas personas. Por eso, es muy importante que éste personalice el trato llamándolos a todos por su nombre. Eso hará que se sientan todavía más cómodos.

Si no puede con el enemigo, que se una a él. En todos los gimnasios hay líderes entre los socios. Siempre hay algún miembro que es un referente en la sala de fitness a quien la gente tiende a seguir bastante. Si el instructor se gana a ese tipo de personas, jamás perderá el control de la sala porque esa persona le ayudará a conservarlo.

Diferenciarse del resto. A un verdadero líder la gente lo sigue porque tiene carisma y unas cualidades que no tiene el resto. Pues bien, si el instructor quiere estar seguro de sí mismo e ir a la zona de peso libre y que lo tomen como un referente, tiene que estar muy preparado. Cuanto más estudie, más confianza tendrá para que nadie desafíe sus conocimientos.

Al final de cuentas, la gente va a acudir a él por lo que sabe y no por lo musculoso o fuerte que sea. En lugar de dar clases magistrales, el instructor debe ir dejándoles cada día un consejito nuevo a sus clientes, para que al día siguiente vengan a pedirle otro. Si el instructor marca la diferencia, la gente lo seguirá.

Estudiar mucho. Por último, sólo puedo animarlos a que estudien mucho para que el día de mañana no tengan problemas. Entrenen cuerpo y mente y disfruten de la vida, que es un regalo.

Sergio Serrano González es director de Brandominus, agencia de publicidad y marketing online especializada en sector fitness. Consultor de instalaciones deportivas en comunicación y marketing. sergio.serrano@brandominus.com

Texto publicado en la edición Nro. 64 de la revista Mercado Fitness – Año 2014 – Mayo / Junio



Tu comentario

Su e-mail no será publicado.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>